Duhalde y Menem buscan hoy un acuerdo

Intentarán ordenar la convulsionada vida interna del PJ



Buenos Aires (ABA).- Nunca hay nada arreglado hasta que está arreglado. Bajo esta perogrullesca premisa, duhaldistas, menemistas y neutros del PJ (que, en realidad, no son tales), intentarán hoy ordenar la convulsionada vida interna del partido que se refleja en el espejo institucional del país, resquebrajado y a punto de hacerse añicos desde la caída de De la Rúa.

Los seguidores de Carlos Menem van detrás de una fecha para resolver el pleito doméstico: 23 de febrero de 2003. Los de Eduardo Duhalde, sin un candidato competitivo, tratarán de seguir embarrando la cancha, reclamando elecciones para la conducción del PJ, con el ánimo oculto de que finalmente un Congreso peronista “muñequee” un postulante de consenso, que obviamente saque del terreno al riojano.

“Minga”, contesta una y otra vez quien fuera Presidente entre 1989 y 1999, cuando le sugieren dar un paso al costado. Uno de sus escuderos, Eduardo Bauzá, le aseguró que esta tarde habrá humo blanco con los principales sectores, los que esperan la asistencia de un número importante de gobernadores convocados por el de La Pampa, el menemista Rubén Marín.

“Estamos en una situación límite. Pensamos distinto, sí, pero si queremos seguir existiendo debemos dar un ejemplo de democracia interna y para que haya elecciones generales el 27 de abril, el 23 de febrero a más tardar tenemos que estar votando nosotros”.

Bauzá le dio el ultimátum al titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño y al secretario general de la Presidencia, José Pampuro. De allí que el fin de semana pasado el ministro del Interior, Jorge Matzkin haya declarado a la prensa que “está casi todo listo”.

Que el acuerdo no está debidamente sellado quedó demostrado con la gestión, aparentemente postrera, que el oficialista Juan Carlos Mazzón, realizó en Santa Fe, para intentar de convencer a Carlos Reutemann, que no se autoexcluya de la competencia.

“Este es un gobierno de transición que no facilita nada. Bicicletea todos los temas para que los problemas le queden al próximo Presidente”, se enojan los menemistas.

Los duhaldistas, esquivos a más no poder, quieren determinar qué grado de representatividad tendrá el encuentro de hoy. Exigirán que Menem cese como titular del PJ y que se elijan nuevas autoridades, por más que eso conlleve una complicación adicional, ya que deberían duplicarse esfuerzos: en la presidencial votan afiliados e independientes no afiliados a otras agrupaciones; en la partidaria, solo afiliados. “No lo queremos, pero si nos fuerzan nos allanamos a todo”, manifestó Jorge Raventos, uno de los voceros de Menem.

El tejido de unión en el PJ no puede disimular las grandes diferencias que existen entre los sectores respecto de la relación con EE. UU. y el FMI, ambos anatematizados por el gobierno a través de su canciller, Carlos Ruckauf.

La negociación en el peronismo se realiza en medio de rumores que agitan el clima de violencia para los días jueves 19 y viernes 20 de diciembre.

“No me meto”

El presidente Duhalde aseguró que no se meterá “más” en la interna del PJ para dirimir quién será el postulante para el 2003, y volvió a insistir con que no será “candidato a nada”.

Dijo que la suya es “una decisión definitiva”, “absolutamente decidida” y que su gestión “va a terminar exitosamente”. Consultado respecto de a quién prefiere entre los postulantes del PJ para las internas con vistas a los comicios de 2003, Duhalde contestó con una promesa: “No me voy a meter más” en la interna. No obstante, retrucó que “muchos políticos quieren que a la Argentina le vaya peor a ver si le va mejor a ellos”. (DYN)


Comentarios


Duhalde y Menem buscan hoy un acuerdo