Logo Rio Negro

Dúo Wagner-Taján: con el alma en el folclore





CIPOLLETTI (AC).- A poco de haber salido a la luz su primer disco, «Alma redonda», el dúo Wagner-Taján llegará a esta ciudad para demostrar que el folclore tiene muchas miradas y muchas voces. Pero la presentación en la zona tendrá un ingrediente especial: Octavio Taján es cipoleño y regresará a la ciudad que lo vio nacer y crecer para compartir, junto a Vilma Wagner, un repertorio lleno de calidad y calidez.

Lo que ellos hacen son canciones de raíz folclórica, según su propia definición, y vienen precedidos de halagadoras críticas por la búsqueda de un lenguaje musical con excelencia.

El dúo, que se presentará hoy a las 22 en el Salón Cultural de Toschi y Tres Arroyos, tuvo su consagración en Cosquín. En el 2002 ganó como mejor conjunto vocal e instrumental lo que les permitió actuar en la Tercera Luna del Festival Mayor del Folclore.

Después de mucho andar logró su mayor anhelo: editar su primer disco y presentarlo en el Auditorio de la facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata, de la que sus integrantes son egresados.

Anteriormente Wagner y Taján recorrieron escenarios y peñas y no sólo cantaron para un público desconocido si no que se midieron ante sus familiares y amigos, quizá los críticos más difíciles de convencer.

Octavio Taján, «Tato» como también lo conocen, es el encargado de la guitarra y Vilma Wagner del piano. Ambos prestan su voz a canciones muy populares como «Sencillito y de alpargatas» de Omar Moreno Palacios; «Huella mora» de Carlos Aguirre; «Sólo luz» de Raúl Carnota y «El silbador» y «Carnavalito del duende» de Castilla-Leguizamón, entre otros.

También hacen temas de su autoría como «La del duende» (chacarera), «Alma redonda» (aire de huayno) y «Ojitos de luna» (aire litoraleño).

Durante una entrevista a la revista del diario «Hoy» de La Plata, los músicos aclararon que los temas no se parecen a las versiones originales ya que cuentan con arreglos que ellos mismos hicieron. Es más -aclararon- «tocamos lo que hemos vivido. Es un disco para sumarse a compartir un hecho musical del alma».

La propuesta se basa en la elaboración de arreglos vocales e instrumentales sobre temas del repertorio tradicional y de nuevos autores así como de composiciones propias. Que este que vienen a presentar sea el primer disco del dúo, nada quiere decir de su experiencia musical. Ambos jóvenes están juntos desde el año 2000 cuando decidieron unirse para «cocinar» de a poquito y con mucho sacrificio -el que hacen los músicos que deciden ser independientes- un estilo musical que los identifique.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Dúo Wagner-Taján: con el alma en el folclore