Dupuy tuvo una vuelta soñada

Echavarri hizo un gran negocio y está cerca de retener el título.



Gastón Dupuy tuvo su regreso soñado. Después de algunos meses sin competir en el automovilismo regional, el neuquino volvió con todo. Ayer se adjudicó una victoria impecable en el autódromo “General Enrique Mosconi” de Allen, donde se disputó la penúltima fecha del TC Neuquino. Pero más allá de la muy buena victoria del joven piloto del Chevrolet, el gran negocio lo hizo Hugo Echavarri, quien quedó a un paso de la consagración por segunda vez consecutiva en la categoría, tras finalizar en el segundo lugar.

El podio se completó con Daniel Casales, quien aún mantiene chances de pelearle “mano a mano” el título a Echavarri.

Apoyado seguramente en un auto “liviano” -sin lastre-, Dupuy redondeó un fin de semana bárbaro. Ya en las pruebas libres se mostró en los puestos de avanzada -segundo-, ganó la clasificación, la posterior serie y la final de punta a punta.

Con veinticuatro autos en grilla de partida se puso en marcha la penúltima final de la temporada. Lo mejor se vio en la salida, donde la mayoría salió a “quemar las naves” para llegar bien posicionados a la primera curva. Pero para algunos no fue una buena idea. Caso concreto el de Pablo Saladino, quien tras un toque en ese sector debió seguir la carrera parado en el sector de boxes. Como consecuencia, ingresó el auto de seguridad hasta poder sacar el auto de la pista.

Dos vueltas con el “pace car” y volver a empezar. Dupuy indicaba el camino y más atrás se encolumnaban Echavarri, Luis Urrutia, Casales, Ricardo Mangini, Eduardo Pino y el resto.

De ahí hasta el final no se vieron demasiados cambios en los puestos de adelante, pero sí atrás, donde Mario Gallego -no había tenido una buena clasificación y serie- comenzó a remontar y del último puesto se acercó hasta la décima posición, aunque finalmente el Chevrolet dijo “no va más” y chau carrera.

Adelante todo marchaba al ritmo de Dupuy, quien cada vez le sacaba más ventaja a Echavarri, Casales y Urrutia.

Sobre el final volvió un poco la emoción con el repunte de Echavarri, quien en su búsqueda del primer puesto y ante una posible consagración apuró al líder en los últimos metros. Pero Dupuy no dejó escapar lo que fue a buscar al “Mosconi” y terminó cerrando un fin de semana sin fallas. Logrando su primera carrera en la temporada.

Para Echavarri quedó la satisfacción de quedar en la puerta de un nuevo título. Pero para eso deberá esperar hasta el 10 de diciembre, cuando la categoría cierre el año en el circuito de Zapala. Y allí estará Casales, quien aún mantiene la ilusión de definir en el premio “Coronación”.

Feliz por esta vuelta triunfal a la competencia, el joven piloto neuquino Gastón Dupuy no dudó en reconocer que llegó al circuito de Allen en busca del triunfo.

“Vine a buscar el triunfo y por suerte se me dio. Hicimos un gran trabajo tanto en la clasificación como en la serie y final. Sabíamos que habían muchas cosas en juego. Hoy (por ayer) se pudo haber definido el campeonato y no pretendía ser ninguna molestia, pero salí decidido a ganar”, reconoció Dupuy.

“Quiero compartir este triunfo con toda mi gente. La verdad me entregaron un auto en excelente estado y los resultados están a la vista”, agregó.

Acerca del desarrollo de la carrera, el neuquino comentó que fue muy buena. Hice una buena salida y después me desprendí del resto. Sobre el final se acercó Echavarri, pero pude mantener el ritmo y festejar”.

Por su parte, su escolta Hugo Echavarri aseguró que “fue imposible seguirlo a Gastón, pero pudimos dar un paso más hacia el objetivo”.

“El auto se portó diez puntos y sobre el final fui a buscar el primer lugar. No se dio, pero alcanzamos a sumar bien. Ahora esperaremos hasta el mes que viene y ver qué pasa”, agregó el actual campeón, quien con el segundo puesto de ayer está más cerca de la consagración.

Acerca de las posibilidades de quedarse nuevamente con el título, el piloto de Centenario no quiso hacer pronósticos. “No acostumbro a hablar antes de las carreras. Lo único que puedo decir es que dimos un paso importante. Casales tiene un auto muy bien preparado”, reconoció.

El único que quedó en condiciones de pelearle el “uno” a Echavarri es Daniel Casales, quien ayer finalizó en el tercer lugar. “Veremos qué pasa en la última carrera. Aún mantenemos la ilusión, pero va a ser duro”, reconoció.

Si bien las chances matemáticas indican que Casales aún puede aspirar al campeonato, son quince los puntos que lo separan de Echavarri. en tal sentido comentó: “Y… vamos a ver. Las posibilidad está. Hoy (por ayer) se estiró la brecha, pero intentaremos dar lucha hasta el final”.


Comentarios


Dupuy tuvo una vuelta soñada