Dura lucha para tratar de controlar incendio intencional en el Otto

Varias dotaciones de bomberos forestales y de cuarteles de Bariloche buscaban frenar el fuego, que arrasó varias hectáreas de bosque autóctono, pero no ponía en peligro zonas pobladas.

Alejandra Bartoliche

Los aviones hidrantes fueron los primeros en atacar las llamas y luego se unieron numerosas dotaciones de bomberos.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Varias dotaciones de bomberos forestales y también de los cuarteles locales luchaban anoche contra un incendio declarado al la ladera sur del cerro Otto, que cubrió varias hectáreas y al cierre de esta edición estaba sin control. No obstante, las llamas solo consumían bosque autóctono y no había peligro para viviendas ni bienes. El siniestro habría sido intencional y comenzó hacia las 14, al sur este del complejo invernal y turístico Piedras Blancas. “El fuego devoró una ladera muy encajonada, de difícil acceso, por ello se trabajo desde el inicio con los dos medios aéreos disponibles”, informaron desde el Servicio de Prevención y Lucha contra incendios Forestales (SPLIF) desde donde se coordinaron las tareas, en las que participaron bomberos de Parques Nacionales, el cuartel de Melipal y Ruca Cura, entre otros. Las llamas se propagaron impulsadas por el viento y afectaron un vasto sector, visible desde el barrio El Frutillar y la ruta a El Bolsón. En el ataque inicial ambos aviones hidrantes, que trabajaron en forma coordinada, tiraron 2.000 y 3.000 litros en cada pasada. Asimismo, efectivos subieron por el camino vehicular hasta Piedras Blancas y el barrio El Frutillar, para trabajar por tierra. Hacia las 17 las llamas se acercaron hasta el camino vehicular cercano a Piedras Blancas, en concreto hacia la estación repetidora de radio y televisión ubicada al este del centro invernal. Esta área solo tiene por acceso el camino vehicular y se caracteriza por ser escarpado y el bosque estaba cubierto de caña colihue seca, lo que favoreció la rápida propagación de las llamas. Hacia las 21, las llamas se habían acercado a la “Curva Bariloche”, donde se lo combatió con efectivos y carros hidrantes. Uno de los principales problemas de la zona es que no tiene arroyos y la mayoría del agua se debió subir con camiones cisternas, por el escarpado camino vehicular. Si se pudo usar agua de los tanques australianos instalados en Piedras Blancas, que normalmente abastecen el complejo turístico. Desde el cuartel del barrio Melipal se informó que remitieron al lugar 5 dotaciones, con hombres y vehículos, y Ruca Cura y Campanario mandaron un móvil y personal. Hacia las 23 la mayoría de las dotaciones fueron relevadas, con nuevos efectivos, y hoy llegarían refuerzos del SPLIF de El Bolsón. Según explicaron fuentes de bomberos, debido a vientos, el relieve y la vegetación, el fuego se dirigía hacia la cima del cerro, y aunque permanecía fuera de control , no amenazaba centros urbanos como el barrio el Frutillar, ya que algunos caminos y zonas sin vegetación hacían de “cortafuegos”, con lo cual se llevó tranquilidad a la población local.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora