Dura respuesta del gobierno a madre de secuestrado

"Susana Garnil forma parte de los que descubren el dolor cuando les toca".



La crítica carta que la madre del joven Nicolás Garnil, Susana Chaia, envió al presidente Kirchner a través de la prensa, provocó ayer reacciones dispares en el Gobierno: el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, replicó con dureza la posición de la mujer, mientras que el ministro del Interior, Aníbal Fernández, consideró que "hay que respetarla".

El jefe de Gabinete dijo que Susana Garnil, madre del adolescente que permaneció secuestrado durante 20 días, forma "parte de una Argentina que descubre el dolor cuando le toca". "No me parecen felices" esas expresiones, aseguró el funcionario, al referirse a afirmaciones de la mamá de Nicolás vertidas en una carta pública, en la que apuntó contra el presidente Kirchner por la política en materia de seguridad y acusó al gobierno de "falta de acción" para esclarecer el secuestro de su hijo.

En declaraciones a las radios porteñas , Fernández sostuvo que el jefe de Estado "dedica muchísimo tiempo" a intentar resolver la problemática de la inseguridad "y si la señora hubiera visto el tiempo que le dedicó al seguimiento del secuestro de su hijo -subrayó- hubiera sido más prudente al hablar".

El ministro del Interior coincidió en que el presidente Kirchner "se ocupa puntualmente" de temas como los secuestros extorsivos, pero también advirtió que la carta de Susana Garnil "refleja una situación muy particular que uno tiene que respetar".

El titular de la cartera política indicó que "con la carta o sin la carta" el Gobierno "no se quedó quieto nunca".

Según Aníbal Fernández, la inseguridad "es un problema de fondo que el Gobierno ha atacado desde el primer momento. No se puede hacer con esto un spot o un afiche contando lo que se hizo ayer. Varios medios graficaron la tarea llevada a cabo por parte de la fuerza de seguridad federal y la provincia".

En una carta dirigida al Presidente,Garnil preguntó a Kirchner si "¿tendremos todas las madres que ponernos de rodillas ante usted para que haga algo?" en contra de la inseguridad.

"Señor Presidente, ¿me ayudaría a señalar a los responsables de los secuestros y damnificados por la inseguridad de nuestro país o, de lo contrario, me diría dónde podemos hacer un Museo de la Memoria por estas víctimas?", insistió la mujer, que convocó a los ciudadanos a lucir todos los jueves un crespón o una prenda negra como mensaje dirigido a los funcionarios, que signifique "¡Tengo miedo!".

Susana Garnil reclamó Kirchner que le ahorre "respuestas políticas, como que no es cuestión de penas duras sino de combatir las raíces del delito. En eso estamos de acuerdo, pero yo, como médica, le digo: si un fumador sufre un infarto y se está muriendo, el médico que lo atiende en la emergencia no puede decirle que la solución para su infarto es dejar de fumar; debe aplicar en minutos medidas urgentes para salvarle la vida y, luego de pasado el peligro, dedicarse a combatir las causas".

"Ahórreme por favor también la respuesta a través de alguno de sus colaboradores-voceros que ,con una mente brillante y una lengua veloz, pretenden explicar lo inexplicable", agregó.

"Por otro lado, quisiera respetuosamente hacerle una observación: durante su presidencia ha demostrado en múltiples oportunidades que cuando algo le interesa o le preocupa, lo toma usted mismo en sus manos y lo lleva al resultado que usted desea. ¿Qué pasa en este caso? ¿No le interesa? ¿No puede? ¿No quiere ocuparse?", cuestionó. (DyN)

Blumberg toma distancia

El ingeniero Juan Carlos Blumberg, padre del joven secuestrado y asesinado en marzo pasado, afirmó que no comparte las expresiones de Susana Garnil respecto de las políticas de seguridad del gobierno nacional y estimó que esas críticas responden "al dolor" de la madre de Nicolás Garnil, el adolescente liberado este fin de semana por sus captores tras veinte días de cautiverio. Para Blumberg, "el tema principal está en toda la provincia de Buenos Aires, donde hay un gobernador (Felipe Solá) que se tiene que poner los pantalones largos", puesto que los secuestros de Axel (Blumberg) y Nicolás se realizaron en el norte del conurbano.

"He estado con los padres (de Nicolás) y la madre está muy dolida con el secuestro del hijo, que estuvo encadenado a una cama durante 20 días.

Si bien discrepó con lo expresado por Susana Garnil en una carta, remarcó que "lo importante es que la madre de Nicolás habla desde el corazón". A su criterio, "hay mucha responsabilidad (en esto) de la policía de la provincia" de Buenos Aires.


Comentarios


Dura respuesta del gobierno a madre de secuestrado