Durante el Mundial se consumió menos energía que con el paro de la CGT

Aunque la demanda al inicio del partido contra Nigeria marcaba valores similares al de la jornada de huelga, una vez que la pelota comenzó a rodar, el fútbol paralizó al país.



#

A partir de los primeros 25 minutos del encuentro, el fútbol pudo más que el paro general del día anterior y paralizó al país. (Yamil Regules).-

En el país de la grieta, el fútbol une a multitudes y es posiblemente el mayor denominador común de sus habitantes. Tal es así que durante el partido que este martes jugó la Selección Nacional en contra de Nigeria por el pase a octavos de final en la Copa del Mundo, la demanda energética del país mostró un descenso mayor al marcado apenas un día antes por el paro general de la CGT.

Hasta las 12.55, dos horas antes del inicio del partido de cuyo resultado dependía si Argentina se volvía del Mundial en primera ronda, la demanda de energía eléctrica del país se situaba en 19.106 MW.

Ese nivel marcaba casi 1.000 MW menos que el pico de demanda del día que fue a las 11 de la mañana, y ubicaba al día en 600 MW más que en la jornada del paro general convocado por la CGT.

Pero a partir de esa hora la curva que mostraron los registros de la compañía mayorista del mercado eléctrico (Cammesa) reflejaron, casi como si se tratara de un electrocardiograma del país, los vaivenes del partido.

Cuando el árbitro marcaba el inicio del juego, a las 15, la demanda era casi idéntica a la de la jornada de huelga (17.705 contra 17.442MW).

Pero a partir de los primeros 25 minutos del encuentro, el fútbol pudo más que el paro general del día anterior y paralizó al país a un nivel de 16.926 MW, casi 400 MW menos que los demandados en el día de huelga para esa misma hora.

Un repunte en la demanda de energía eléctrica se registró durante el entretiempo, subiendo casi mil megavatios (algo así como un Chocón a plena máquina), en apenas 10 minutos.

Pero cuando se reanudó el segundo tiempo, nuevamente el país se frenó para ver el partido. Los registros de Cammesa marcaron que la demanda de energía regresó al nivel del primer tiempo y fue recién pasada media hora del esperado pitazo final del encuentro que la demanda volvió a subir para alcanzar por primera vez desde media mañana los 18.000 MW.


Comentarios


Durante el Mundial se consumió menos energía que con el paro de la CGT