Duro pronunciamiento de la UIA por la crisis

"La democracia peligra por la pobreza", advierten. Instó a buscar consensos para un proyecto nacional. Hay coincidencias con la Iglesia en el diagnóstico.



En uno de los pronunciamientos más duros de los últimos años, la Unión Industrial Argentina (UIA), la asociación empresarial más importante del país, advirtió ayer que la democracia "está en peligro" a causa de la pobreza y el desempleo.

"Un país puede tener transitoriamente pobreza porque está transitando un camino de transformaciones económicas, pero es inaceptable que en la Argentina, que ha sido el granero del mundo, exista hambre como realmente existe", subrayó el presidente de la UIA, Ignacio de Mendiguren.

Pidió que antes de buscar una salida a la situación económica nacional, "se debe resolver el problema del hambre e instó a buscar consensos para "un proyecto nacional" que salve al país de la actual crisis.

La fuerte ofensiva de la industria esta relacionada con la caída del "compre nacional" que había sido propiciada por el ex ministro de Economía, José Luis Machinea. Domingo Cavallo, en los últimos días, anunció que no prosperarán aquellas medidas que coharten la libertad comercial en el país, mencionando al "compre nacional" entre las mismas.

La UIA se reunió con el Episcopado para presentarles sus propuestas y De Mendiguren aseguró que hubo "total coincidencia" con los representantes de la Iglesia Católica en cuanto al diagnóstico social y a la necesidad de buscar consensos para "un proyecto nacional" que salve al país de la actual crisis.

Tras las declaraciones del titular de la UIA, la CGT disidente que lidera Hugo Moyano y la Coordinadora de Actividades Mercantiles (CAME) expresaron su apoyo a la iniciativa de los empresarios.

Desde el gobierno, el secretario general de la Presidencia, Nicolás Gallo, sostuvo que el pronunciamiento de la UIA "es lamentable", porque los empresarios criticaron al gobierno sin haber contribuido a los planes oficiales de ayuda social ni presentado ninguna propuesta. "Yo hubiera preferido, esperado, que el empresariado nacional le comunicara al gobierno que han armado con sus empresas industriales, con sus productos remanentes, sobre todo alimenticios, una red solidaria en vez de ponerse a criticar como si fueran de otro planeta", puntualizó.

Gallo destacó que el gobierno ha organizado "una enorme red de atención alimentaria en el país, por lo que no se puede generalizar y menos aún como lo hace la UIA".

Pero De Mendiguren sostuvo que la crisis actual "pone en peligro la democracia como ideal de la sociedad argentina", debido a que los dirigentes políticos "no han sabido reconciliar la ética con la eficiencia económica".

"Cuando escuchamos que tenemos problemas de hambre y a eso se responde siempre con ecuaciones económicas o planes maravillosos que nos dicen que estamos en el Primer Mundo, nos parece que debemos sincerarnos y dejar en claro que la gente coma no es un problema económico sino un problema a resolver mañana", subrayó. (DyN/AR)

Cafiero habla de situación límite

El ministro de Desarrollo Social, Juan Pablo Cafiero, admitió que "hay muchas familias en una situación límite" en el país, por debajo de la línea de pobreza, y dijo que el Estado "debe actuar antes" de que "estas situaciones se den en la calle", en un eventual estallido social.

Dijo que una manera de "actuar" sería dándole "respuesta a la gente", con planes desde los gobiernos nacional, provinciales y municipales.

"La Argentina, con sus índices de pobreza, su situación de desempleo crónico, vive de alguna manera en una situación latente y permanente de disconformidad y una situación social compleja", admitió. Aunque aclaró que "la palabra estallido a veces es utilizada para mostrar una situación que no da para más, que la gente no se aguanta más".

"Creo que en algunos hogares hay una situación límite -admitió Cafiero-, nosotros lo vivimos cotidianamente, por eso hay que llegar antes que tengan que darse estas situaciones en la calle, o en la vía pública". (DYN)

Actos por "El Cordobazo"

CORDOBA.- Las calles céntricas de esta ciudad se poblaron ayer de columnas de trabajadores que -como en los viejos tiempos- salieron a la calle, para celebrar un nuevo aniversario de "El Cordobazo", la manifestación gremial y estudiantil que abrió el camino para la caída de la dictadura de Juan Carlos Onganía.

La celebración de los 32 años del "Cordobazo" incluyó una concentración en el centro de la ciudad, un homenaje al obrero Máximo Mena - víctima de la represión de las fuerzas de seguridad- y un masivo paro del transporte, convocado simultáneamente contra el cierre de empresas y la cesantía de miles de choferes.

A pesar del paro del transporte urbano, que desde esta madrugada dejó sin colectivos a la capital provincial, cientos de trabajadores de Luz y Fuerza, municipales, judiciales, entre otros, caminaron hasta la esquina de las avenidas General Paz y Colón, donde se montó el escenario.

Al cumplirse un nuevo aniversario de la rebelión popular de mayo del 69, conocida como "Cordobazo", la central obrera llamada CGT-Rodríguez Peña convocó ayer a un paro de 10 horas y a una movilización en la que su principal orador fue el dirigente camionero Hugo Moyano.

El titular de la CGT Disidente ante una concurrencia de unas 4 mil personas, fustigó duramente a los gobiernos nacional y provincial, y llamó a unir fuerzas entre los sectores "nacionales y populares" para luchar contra "este modelo neoliberal que ha llevado al pueblo al hambre y la miseria". (DyN)

Senadores, a contramano de los recortes

A contramano de los generalizados recortes en los gastos de la actividad política, los senadores resolvieron autoasignarse un medio aguinaldo de 3.213,50 pesos para cada uno de ellos, pese a que la percepción de dicho beneficio no es legalmente obligatorio.

La medida fue adoptada un día antes de que el Senado aprobara el proyecto de reforma política, a través de un decreto firmado por el presidente provisional de la Cámara alta, Mario Losada, con previa autorización de los jefes de los bloques que integran el cuerpo.

El decreto 321/01 del 22 de mayo, señala que dicho aporte se puede realizar gracias a que "actualmente existe partida presupuestaria suficiente para cubrir este pago".

El Senado deberá abonar en consecuencia 221.731,5 pesos este mes, erogación que anualizada con el medio aguinaldo de fin de año implica un costo de 443.463 pesos.

El argumento expuesto en el decreto contradice los constantes reclamos para bajar el costo de la política, uno de los objetivos de la reforma política que los senadores aprobaron el miércoles pasado, un día después de la emisión del decreto.

La renovación del pago del aguinaldo también contrasta con los recortes de salarios dispuestos por los gobernadores de Buenos Aires, Carlos Ruckauf; de Santa Fe, Carlos Reutemann; de Córdoba, José Manuel De la Sota; de San Juan, Alfredo Avelín; y el jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra.

Pese al clima generado a partir de la demanda social de que el sector político acomode sus gastos a la grave crisis económica, los senadores acordaron seguir percibiendo el aguinaldo.

En el mismo decreto 321 se reconoce que "los miembros de este cuerpo no se encuentran comprendidos" en "el sueldo anual complementario incorporado a la Legislación Nacional" porque perciben una dieta y no un salario. (DYN)


Comentarios


Duro pronunciamiento de la UIA por la crisis