Duro pronunciamiento de Sejun por el caso Pelayes

Condenaron a los Winkul Nehuen por "tergiversar" los hechos



#

La notificadora resultó con graves lesiones cuando concurrió a dejar una cédula judicial por una causa territorial. Foto: Archivo

ZAPALA

El gremio de los trabajadores judiciales neuquinos (Sejun) salió a respaldar a la oficial de justicia Verónica Pelayes agredida por integrantes de la comunidad Winkul Nehuen en el marco de un trámite de notificación. Además rechazaron la versión de la comunidad, quienes aseguran que las lesiones se generaron en el contexto de un operativo de desalojo.

La causa se encuentra en una etapa de definiciones y este lunes se conocerá el resultado de una impugnación que presentaron los acusados contra el desarrollo del juicio por jurados y la calificación legal de homicidio en grado de tentativa, que impulsa la fiscalía. La resolución quedó en manos de un tribunal de impugnación de la capital neuquina y hasta allí viajarán los fiscales Sandra González Taboada y Marcelo Jofré con el objetivo de respaldar la acusación.

“Dos años y medio después de este lamentable y repudiable hecho, vemos con preocupación cómo se ha tergiversado lo sucedido en Portezuelo y se intenta instalar en la opinión pública -incluso engañando la buena fe de personalidades nacionales e internacionales cuya trayectoria en defensa de los derechos de los más humildes, de los trabajadores y de los pueblos originarios ha sido intachable- que lo ocurrido fue en un escenario de represión policial, repelida por integrantes de una comunidad mapuche, y que nuestra compañera habría quedado (en el mejor de los casos) en medio de dicho enfrentamiento”, advirtió Sejun.

“Lo cierto es que allí no hubo ni fuerzas represivas, ni topadoras, ni orden de desalojo, ni legítima defensa frente a una supuesta represión policial. Verónica Pelayes se encontró sola con un grupo de personas y fue víctima de una brutal agresión”, añadieron.

Sejun cargó contra el TSJ al señalar que “nuestro sindicato solicitó la apertura de una información sumaria para que el Poder Judicial sancionara a la funcionaria que coaccionó a Verónica para realizar una diligencia en condiciones de absoluta indefensión y vulnerabilidad. El 13 de Febrero de este año, el Tribunal Superior de Justicia en una actitud corporativa y como mejor respuesta, archivó las actuaciones sin más trámite premiando a Verónica con un diploma y medalla de honor “por los servicios prestados””.

“No podemos quedarnos callados viendo cómo frente a este hecho de injusta violencia contra una trabajadora, se utilizan banderas históricas deslegitimando así la verdadera pelea que desde hace tantos años lleva adelante el Pueblo Mapuche”, finalizaron.


Comentarios


Duro pronunciamiento de Sejun por el caso Pelayes