Ecografías y médicos, aliados contra la hidatidosis

Se dictará en Jacobacci un nuevo curso para médicos generalistas y rurales en el marco del programa de detección y seguimiento de la enfermedad.



#

Miles de casos fueron detectados tempranamente con el ecógrafo.

VIEDMA (AV).- El aporte de la tecnología médica, a partir de ecografías, está resultando fundamental para el control de la hidatidosis. El Programa del Ministerio de Salud realizó 43.117 prácticas ambulatorias con este sistema de diagnóstico precoz en los últimos 17 años. En Río Negro se adoptó en 1997 este método de estudio, sobre todo en la Línea Sur. Las primeras prácticas hasta 1998 alcanzaron a 5.745 niños y se detectaron 70 (1,2%) portadores que no presentaron síntomas de enfermedad en quistes hidatídicos, cuya gran mayoría fueron ubicados en el hígado. En 2000, para superar la escasez de ecografistas profesionales para desempeñarse en la Línea Sur, se desarrolló un curso de Evaluación Enfocada con Ecografía para la Equinococosis destinado a médicos generalistas. El curso original fue diseñado por el médico Mario del Carpio, actual intendente de Jacobacci, y el veterinario Edmudo Larrieu, en ese momento jefe del Programa de Control y en la actualidad docente de la Universidad Nacional de Río Negro. Actualmente, una nueva generación de profesionales asegura la continuidad de las acciones, incluyendo al cirujano Leonardo Uchiumi del hospital Zatti en la coordinación del curso y al veterinario Marcos Seleiman en la Jefatura del Programa, con el apoyo de profesionales de los hospitales de El Bolsón, Bariloche y Roca y personal de Salud Ambiental. El curso está destinado a médicos generalistas y rurales. El próximo se realizará los días 17 y 18 de septiembre en Jacobacci. Con esta experiencia de práctica médica, el Programa demostró que la ecografía para la detección de la hidatidosis se puede enseñar con éxito a los no especialistas en radiología. El curso ha permitido a generalistas la posibilidad de detección en la población escolar en las zonas endémicas remotas con niveles persistentes de transmisión y superar la barrera de las grandes distancias a centros de referencia terciarios y a la escasez de ecografistas en las zonas rurales. La capacidad de los profesionales locales para la detección permite tratar y/o seguir localmente aquellos pacientes que fueron medicados o efectuar el control indicado, remitiendo sólo los casos quirúrgicos a centros de mayor complejidad, ahorrando a los pobladores locales el viaje a los centros de derivación alejados y la pérdida de días de trabajo.

sistema de diagnóstico


Comentarios


Ecografías y médicos, aliados contra la hidatidosis