Cachanosky: “Lo de dolarizar y cerrar el Banco Central es un discurso de barricada”

En diálogo con Pulso, el economista Roberto Cachanosky dio su mirada sobre la historia reciente y la actualidad económica nacional.





Roberto Cachanosky, economista

PREGUNTA: ¿A qué se debe la inflación en Argentina?
RESPUESTA: La causa del problema es básicamente el déficit fiscal durante muchos años. El uso de la emisión monetaria para financiarlo fue tan grande que llevó a destruir cuatro signos monetarios, por eso siempre tuvimos procesos inflacionarios tan agudos. Ahora se puede emitir no solo por el déficit fiscal. Cuando hay control de cambios, el Central también emite, o cuando hay corridas financieras emite para darles redescuentos a los bancos para que hagan los pagos en ventanilla. Eso también pasó en Argentina. La explicación de largo plazo es la emisión monetaria para financiar el déficit fiscal, en el corto plazo hay otros elementos.

P: ¿Por qué desde 2007 nadie ha podido resolver la inflación?
R:
El kirchnerismo no bajó la inflación porque hizo populismo, ellos dicen que la emisión monetaria no genera inflación y le dan a la maquinita a marcha forzada, y se ve el desastre que hicieron. Juntos por el Cambio no bajó la inflación porque le jugó en contra el ajuste de las tarifas de los servicios públicos que había dejado atrasadas el kirchnerismo, y no llegaron a reducir el déficit fiscal a la velocidad que debían. Lo que hacían era tomar deuda en el exterior, traer los dólares, dárselos al Banco Central a cambio de pesos, y eso derivó en el proceso inflacionario que hubo, que después se disparó ya con la corrida de abril de 2018. Cuando los dejaron de financiar, tuvieron que recurrir a la emisión y al acuerdo con el Fondo, y eso llevó a acelerar el proceso inflacionario. Pero hay un elemento adicional. Puede no emitirse moneda, y la desconfianza y expectativas de inflación generan una caída de la demanda de moneda, y eso lleva a un proceso inflacionario. Entonces, si tenés una combinación de caída de demanda de moneda que aumenta la oferta aunque el Central no emita, y al mismo tiempo menor oferta de bienes por falta de insumos, como está ocurriendo ahora, tenés un proceso inflacionario imparable.

P: ¿Qué puntos positivos y negativos ve en la gestión de Massa?
R:
Massa está haciendo un desastre. Si bien está bajando el déficit fiscal, lo está haciendo subiendo los sueldos, las jubilaciones y los planes sociales por debajo de la inflación, entonces licúa el gasto público. Ahora para hacerlo, necesita la inflación, por lo tanto si necesita estabilizar necesita la inflación, y eso es una contradicción en términos. Además, subieron tanto las tasas de interés que la deuda del Central hoy ya está en $9 billones. Eso genera que cada año se duplique el stock de deuda, porque la tasa que se paga es de más del 100%. Entonces hay un déficit del Central que hoy ya supera el déficit del Tesoro. Y, por otro lado, no hay ningún plan de fondo.

P: ¿Qué opina de las propuestas de dolarización?
R:
Hoy el Banco Central no tiene dólares para dolarizar. Porque dolarizar es traeme los pesos, te doy los dólares. Tendrías que salir a pedirle prestado a alguien dólares y tenés que elegir un tipo de cambio arbitrario para poder dolarizar. Sería bastante intervencionista, en términos de los libertarios. Por otro lado tenés $9 billones de deuda del Central con los bancos, que los bancos a su vez tienen con los depositantes. Al blue, son U$S29.000 millones. ¿Qué hacés con esa deuda? ¿Vas a hacer un Plan Bonex? ¿Vas a defaultearla? Dolarizar y cerrar el Banco Central es más un discurso de barricada para generar impacto político que algo técnicamente serio, a pesar de que estuve a favor de la dolarización y no lo veo como algo malo. Hoy me inclino por una competencia de monedas, le quito el curso forzoso al peso y les doy curso legal a todas las otras monedas, que la gente decida con cuál va a hacer las transacciones. Me parece que es lo más práctico que se puede aplicar hoy, junto con una reforma del sistema financiero, que permita usar los dólares que están en el exterior para hacer transacciones.

P: ¿Qué pronostica para 2023?
R:
Lo que veo es que la inflación tenga un piso del 100% anual probablemente, salvo que haya un milagro. No descarto un cimbronazo muy fuerte en el mercado de cambios en el verano, porque no hay ingresos de dólares, la seca fue muy fuerte. Hace falta importar insumos y además, como se había postergado el pago de insumos por 180 días, ahora están venciendo, así que se juntan la demanda de dólares para pagar lo que debías más lo que necesitás ahora. Lo del swap con el Banco de China muestra que están desesperados por reservas. El Banco Central está literalmente destrozado, no tiene capacidad de nada. Eso te puede generar una corrida cambiaria, la corrida cambiaria una corrida financiera, y la corrida financiera te puede llevar o a un Plan Bonex o a una hiperinflación.

P: ¿Algún vaticinio o expresión de deseo para las elecciones?
R:
Expresión de deseo para el 2023 es que gane una fuerza política que entre en razón de que hay que hacer cambios muy profundos en la economía argentina, desde reforma monetaria, desregulación de la economía, reforma laboral, reforma del Estado, reforma impositiva, integrar la economía argentina al mundo y terminar con esto de los planes sociales y transformarlos en trabajo en serio. Para eso tiene que haber convicción política y filosófica de que el rumbo es ese y que hay que mantenerlo a lo largo del tiempo. Si se da eso, creo que Argentina tiene grandes chances de salir adelante, pero se tiene que dar una dirigencia convencida de lo que hay que hacer. Estoy hablando con gente de Juntos por el Cambio pero no doy nombres ni vaticino nada porque no me quiero meter en eso.

PERFIL:

Roberto Cachanosky es Licenciado en Economía por la Universidad Católica Argentina.

Ocupa el cargo de profesor titular de teoría macroeconómica en el máster de Economía y Administración de Empresas del Centro de Estudios y Capacitación Empresarial en la ciudad de Rosario, y de economía aplicada en el máster de Economía y Administración del Instituto Universitario.

Fue columnista de temas económicos en los diarios La Prensa (de 1985 a 1992), El Cronista (de 1992 a 2001), La Nueva Provincia -de la ciudad de Bahía Blanca- (de 1992 a 1998). Actualmente es columnista del diario La Nación.

Condujo el programa de TV «El Informe Económico», ganador del Premio Santa Clara de Asís en el año 2006. En la actualidad se desempeña como consultor económico.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cachanosky: “Lo de dolarizar y cerrar el Banco Central es un discurso de barricada”