Ecos de una “experiencia inolvidable”

Emanuel Ginóbili todavía no cae: "Nunca imaginé estar rodeado de tantos monstruos".



A pocos minutos de concluir con su postgrado de estrella y todavía en un nube, Emanuel Ginóbili afirmó que su participación en el All Star “fue una experiencia única e inolvidable”.

El escolta de San Antonio Spurs no tuvo una fiesta completa, porque el Oeste cayó en el duelo ante el Este, pero poco le importó y agregó que “nunca imaginé poder jugar un partido rodeado de tantos monstruos. En lo individual, es lo mejor que me ha pasado en la NBA”.

Como para que no queden dudas de su versatilidad, “Manu” se presentó en sociedad con una tapa a Gilbert Arenas. Y para sorpresa de muchos, ocurrió en el primer cuarto del partido disputado en el Pepsi Center de Denver.

Contra todos los pronósticos, el bahiense saltó a la cancha antes que Dirk Nowitzki y que el trío de Phoenix, integrado por Steve Nash, Shaw Marion y Amare Stoudemire.

En medio de un partido amistoso al extremo, Ginóbili, fiel a su estilo, aportó en varios rubros. Y sobre actuación afirmó que “siempre pensás en dar lo máximo, pero creo que cumplí en mi debut en un juego de estas características, en el que no se juega nada y lo más importante es disfrutar y hacer que los espectadores lo pasen bien”.

Con la persiana del All Star abajo, el campeón olímpico, su socio Tim Duncan y el DT Gregg Popovich volvieron a tierras texanas, porque mañana San Antonio tendrá un cruce decisivo ante Houston, en la reanudación de la liga.

Por estas horas, se esperan novedades en varios equipos, porque el jueves será la fecha tope para realizar las últimas transferencias.

Durante el “Juego de las Estrellas” los rumores fueron innumerables, en especial relacionados con Los Angeles Lakers y Minnesota, dos candidatos que corren riesgos de quedar afuera de play offs.

En los Wolves, Kevin Garnett podría quedarse sin sus compadres Wally Szczerbiak, Sam Cassell o Latrell Sprewell; mientras que Lamar Odom se iría de los Lakers, que haría un intento por el gran Chris Webber (Sacramento).

Las otras estrellas que cambiarían de aire serían Kurt Thomas (New York), Jalen Rose y Donyell Marshall (Toronto), Bonzi Wells (Memphis), Damon Stoudemire, Nick Van Exel y Ruben Patterson, (Portland), Eddie Jones (Miami) y hasta el suspendido Ron Artest de Indiana.

A “Manu” y los Spurs poco le importan estos movimientos. El equipo está armado, marcha primero y después de la fiesta en Colorado, se viene la recta final hacia el anillo. (AP/Télam/AN)


Comentarios


Ecos de una "experiencia inolvidable"