Edersa tuvo una ganancia de $ 25 millones en 2003

La empresa de energía venía de un año con pérdidas superiores a los 100 millones de pesos



CIPOLLETTI (AC) – Tras un 2002 con pérdidas superiores a los 100.000.000 de pesos, Edersa cerró el año pasado con una ganancia de 25.000.000. Si bien en este resultado incide la revalorización del peso frente al dólar (la deuda de Edersa es en moneda estadounidense), no deja de ser una recuperación.

Edersa está en pleno proceso de cambios porque una de sus accionistas, la chilena Saesa (controlada por la estadounidense PSEG), le transfirió en diciembre de 2003 su participación en la firma rionegrina (50%) a una empresa con sede en Islas Caimán llamada Saesa Overseas y ésta está en plena negociación para vender ese porcentaje a Camuzzi Argentina, que ya es dueña de la otra mitad de la distribuidora local.

Todo esto, claro, debe ser primero aprobado por el Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), cuyas autoridades se tomarán su tiempo, dijeron, para analizar ambas operaciones. Para ello contratarán los servicios de una consultoría externa.

Mientras Edersa y el grupo inversor que la adquirió, Sodielec, se mantuvieron por separado, la concesionaria rionegrina dio ganancias millonarias.

Pero la fusión por absorción de ambas empresas significó el traspaso a la distribuidora rionegrina de la deuda del crédito que Sodielec había tomado para quedarse con la concesión. De esta manera, el resultado neto de los siguientes ejercicios dieron ganancias menores.

El punto más bajo de Edersa fue en 2001 porque con la devaluación de la moneda argentina, la deuda llegó a triplicarse.

El balance 2003 de la empresa expresa el retroceso en la cotización del dólar y su impacto en la deuda.

Además de esta particularidad relacionada con la deuda -que es común a la mayor parte de las empresas del negocio eléctrico argentino, algunas de las cuales entraron en cesación de pagos- Edersa tiene otras complicaciones relacionadas con su tarifa, el precio al que compra la energía mayorista y asuntos relacionados con el transporte.

En 2001, cuando aún no había indicios de devaluación, el ente regulador encaró el proceso de revisión que cada cinco años debe realizar de las tarifas de Edersa, la CEB de Bariloche y la Cearc de Río Colorado.

Edersa había pedido un aumento del 26%, pero, ya en 2002, el EPRE le dijo que no y, en cambio, le estableció un nuevo cuadro de precios que redujo en un 1% sus ingresos.

Con su proveedor de electricidad, una generadora que se llama Turbine Power, Edersa tiene un litigio que lleva casi dos años y que se dirime en ámbitos administrativos y judiciales.

Está claro que el precio mayorista que durante cinco años cobró Turbine Power y que Edersa trasladó a sus clientes (como corresponde en un sistema regulado) no rige para los rionegrinos desde diciembre de 2001, pero por ahora no terminó de definirse en la Justicia si la rebaja la afronta la generadora o la distribuidora.

Infograma: Los números de la empresa  

Infograma: Los números de la empresa  


Comentarios


Edersa tuvo una ganancia de $ 25 millones en 2003