Logo Rio Negro

Editorial de la UNC, una máquina de producir

En dos años podrían publicar 14.000 ejemplares. Las obras son de 100 autores de la región.





NEUQUÉN (AN).- El año pasado, la editorial Educo de la Universidad Nacional del Comahue editó a 50 autores casi todos de la región que -en conjunto- publicaron unos 7.000 ejemplares. Esos libros tienen los más variados contenidos: manuales de matemática, recopilaciones históricas, cuentos, poesía y apuntes de cátedra.

Para 2009, la editorial que se conforma por apenas tres personas prevé atender la demanda de una cantidad similar de autores y, como mínimo, igualar la marca de 2008.

La elocuencia de los números y el entusiasmo que se ha generado alrededor de Educo alimenta expectativas entre escritores, lectores y estudiantes que han encontrado una más que interesante alternativa cultural y educativa en la pequeña-gran editorial de la casa de altos estudios.

«Se está trabajando muy bien con los autores locales. Hay algunos que interpretaron exactamente la mecánica de trabajo y a partir de los buenos resultados han aumentado considerablemente la producción», explicó Enzo Canale, a cargo del departamento de diseño.

«La gente se sorprende: a veces llegan acá con apuntes sueltos, con hojas gastadas o con viejos escritos que imaginan requieren de un trabajo excepcional. No es así, tenemos la técnica y los medios para trabajar todo tipo de material», afirma Mauricio Bertuzzi, quien antes de llegar a Neuquén acumulaba una experiencia anterior en la editorial de la Universidad Nacional de Córdoba.

Bertuzzi, explicaron sus compañeros, ha sido clave para el crecimiento exponencial de la editorial.

Los antecedentes

La historia de Educo comenzó con una resolución de 1998, pero la editorial empezó a latir recién en 2002. Está a cargo de Luis Narbona, el director, quien se ha transformado en un experto en el tema a pesar de que hasta hace algunos años tenía una actividad totalmente ajena a la edición de libros.

«Nos complementamos muy bien y nos gusta mucho lo que hacemos», afirmó Narbona durante una presentación de las últimas obras que se imprimieron en Docuprint de Buenos Aires.

Canale explicó que se trabaja en ediciones de 100 o 200 ejemplares y que el sistema está armado de tal manera que, ante la demanda, se puede realizar una tirada similar a la original.

«Nos encontramos con que un libro de matemáticas que usan por ejemplo en Ingeniería y otras carreras se puede imprimir y vender a 15 pesos cuando por fotocopiar esos trabajos tendrían que pagar 10 o 12 pesos. Casi no hay diferencia», afirmó Bertuzzi.

El cobro de la ediciones ha permitido a Educo manejar una pequeña caja que muchas veces sirve para solventar los gastos de trabajos que tienen un objetivo netamente pedagógico y cuya impresión no puede ser afrontada por el autor, comentaron.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Editorial de la UNC, una máquina de producir