Educación justifica en la urgencia las contrataciones directas

La cartera educativa rionegrina salió a explicar los motivos por los cuales no se utilizarán procedimientos habituales para obras públicas en las escuelas. Sostuvo que es la urgencia por hacer los trabajos antes del inicio de clases lo que determinó la decisión.



#

“Se incluyeron las obras urgentes mientras que las restantes seguirán los procedimientos habituales”, informó el gobierno.

VIEDMA (AV).- Educación reconoció que tramita un decreto de autorización del gobernador Miguel Saiz para la contratación directa de constructoras para arreglos escolares. El ministerio justificó este procedimiento por la “urgencia” y advirtió que si utilizara los “mecanismos habituales las escuelas no estarían en condiciones para su normal funcionamiento”. Ayer “Río Negro” informó de esa tramitación para contratar trabajos para un centenar de obras, con un costo cercano a los 60 millones. Este mecanismo directo sorprendió cuando Educación y Obras Públicas ya acumulan observaciones y denuncias de los órganos de control por irregularidades en los anteriores arreglos escolares. La cartera educativa respondió frente a esa información. Reconoció esa tramitación, sin negar el número de obras ni tampoco el millonario monto. La respuesta se concentró en justificar este mecanismo. “Se apela al procedimiento de contratación directa porque se precisa de forma urgente realizar las obras escolares”. Alertó que utilizar los “mecanismos habituales” “provocaría una dilatación” y “las escuelas no estarían en condiciones para su normal funcionamiento”. Explicó que el “procedimiento es legal” y “transparente que abrevia los tiempos administrativos”, previsto en la ley de obras públicas J286 y H3.186, con “el aval previo y el monitoreo de todos los órganos de control”. Agregó luego que existe un antecedente en Educación, recordando que “contratación directa se dio en el inicio de 2006 cuando Gustavo Picchi” -hoy el Contador General- “era subsecretario de Administración y Finanzas” del ministerio. Además, la contestación redunda que el mecanismo de “contratación directa prevé una comparación de precios, ofertados por diferentes empresas” y se “selecciona la oferta más conveniente, lo que asegura la transparencia de este procedimiento excepcional”. También destaca que estas obras pretendidas por contratos directos no son las únicas que ejecutará Educación. “Se incluyeron las urgentes mientras que las restantes seguirán los procedimientos habituales”, en alusión a la existencia de 500 edificios escolares, con más de 160.000 alumnos y 17.000 docentes. Se defendió el listado del anexo -con un centenar de obras- porque son “urgentes”: aquellas “indispensables que perturbarían la presencia de los alumnos y docentes en las escuelas por el riesgo que conllevan”. Detalla los arreglos, incluyendo la construcción de la primera etapa de diez sedes de los “CEM rurales en entorno virtual” en distintos parajes. La nómina fue cuestionada por la Fiscalía de Estado, que pidió mayores justificaciones “de la urgencia invocada” y planteó que sólo alcance a los arreglos “estrictamente urgentes”, eliminado, por ejemplo, la construcción de SUMs.

Archivo


Comentarios


Educación justifica en la urgencia las contrataciones directas