EE. UU. pone al país en el “club” de la cocaína

Asegura que el consumo de la droga aumentó un 500% en la Argentina y Brasil.



Buenos Aires.- El gobierno de los Estados Unidos aseguró que en la Argentina y Brasil ha aumentado “un 500%” en los últimos años el consumo de cocaína, y consideró necesario “una estrategia regional, coordinada y totalmente aceptada” sobre el Plan Colombia.

Así lo manifestó ayer el Subsecretario de Estado Adjunto del Departamento de Asuntos del Hemisferio Occidental norteamericano, William Brownfield, quien además consideró que “Argentina es el nuevo miembro de un club no muy agradable, que es el club de consumidores de cocaína, y Colombia es el productor de la gran mayoría” de las drogas.

“La cifra que tenemos nosotros para América del Sur, que para ser muy franco quiere decir que un 90% corresponde al Brasil y a la Argentina, es que ya llega a 100 toneladas. Eso refleja un aumento de 500%en los últimos diez años” en el consumo de cocaína, indicó el funcionario.

El funcionario, quien llegó al país para explicar la posición respecto a Colombia, sostuvo que, en ese sentido, “necesitamos una política, una estrategia regional coordinada y totalmente aceptada” para ese país.

Brownfield, quien también visitó Brasil y Colombia, mantuvo un encuentro con el director de Asuntos Latinoamericanos de la Cancillería, Adolfo Nanclares, debido a la ausencia por viaje del ministro Adalberto Rodríguez Giavarini.

“Estoy acá para explicar nuestras posiciones y nuestro apoyo a Colombia. No estamos acá para solicitar apoyo”, fue la presentación -que según su relato- hizo el funcionario estadounidense en Brasil y la Argentina.

En ese sentido, señaló que “reconocemos que el gobierno argentino y el brasileño tienen su propia posición y su política sobre Colombia”, aunque sostuvo que “lo que esperamos en los meses que vienen es aún más colaboración y consulta entre los países de la región” porque “los problemas de Colombia no son exclusivamente colombianos”.

“Pensamos que Colombia es sólo la primera etapa de un problema más regional. Los problemas de Colombia ayer, serán los problemas de otros países los años que vienen” por lo que el objetivo es “tratar de evitar la expansión de un problema que amenaza”, advirtió.

Respecto de la postura del gobierno argentino, Brownfield evaluó que “es más una cuestión de colaboración y cooperación, y menos de recursos” y consideró que “la posición del gobierno argentino ha sido coherente y positiva” por lo que “estamos satisfechos”.

En otro orden, Brownfield aseguró que “Argentina y Brasil tienen dos problemas. Uno, la continuación del tránsito de la droga, casi totalmente proveniente de Colombia con un poquito de Perú y Bolivia, hacia América del Norte y Europa”. “Pero un segundo problema es que está creciendo el consumo nacional y eso, a nuestro juicio, quiere decir que somos socios no solamente para controlar el tránsito de las drogas sino también en nuestras políticas nacionales de reducir la demanda, ofrecer tratamiento y controlar el consumo de drogas”, agregó. (DyN)


Comentarios


EE. UU. pone al país en el "club" de la cocaína