EE. UU. usa el escándalo de archivos para tapar crisis económica



El filósfo y analista político estadounidense James Petras, afirmó que la Casa Blanca y la clase política de ese país utilizan el escándalo de la divulgación de los archivos diplomáticos secretos para desviar el eje del verdadero problema: la crisis económica.

“Lo de los archivos le vino justo al gobierno para desviar el eje de atención. Porque (Barack) Obama congela por 2 años los salarios de tres millones de funcionarios federales, es un momento de una gran crisis interior y hay posibilidad de una guerra en Corea. Y resulta que ahora la noticia es Wikileaks y la amenaza que representa para Estados Unidos”, dijo Petras en declaraciones a Télam.

“La reacción de toda la clase política es encerrar y proteger al gobierno de Estados Unidos, en vez de responder el mensaje están atacando al mensajero. Incluso hay algunos congresistas que quieren tachar a Wikileaks como organización terorista y buscar la extradición y castigo de su editor”, agregó.

El sitio web Wikileaks difundió el pasado domingo, a través de varios diarios de todo el mundo, más de 250.000 archivos secretos en los que Estados Unidos cuestiona el accionar político y privado de líderes mundiales, lo que egneró uno de los mayores escándalos de la potencia del norte.

Sin embargo, el también periodista y catedrático estadounidense, en diálogo telefónico desde Nueva York, aseguró que en su país “no están cuestionando si son verdaderos o no los archivos”.

“Cuando la secretaria de Estado (Hillary Clinton) declaró ayer que con los archivos se está perjudicando a los EEUU y se está poniendo en peligro la seguridad nacional, toda la clase apoya esas declaraciones”, explica.

“Y el público en general -agrega- recibe el mensaje de los medios de comunicación en masa, sobre todo la televisión, que repite la esa declaración de Hillary Clinton. Y no hay reacción. No hay ningún movimiento organizado para exigir una investigación de esta política diplomática de espionaje”.

Sin embargo, para Petras las relaciones exteriores de Estados Unidos no se van a ver más afectadas de lo que ya lo estan.

“Las relaciones exteriores de Estados Unidos han perdido credibilidad con la guerra de Irak, con la incapacidad de frenar a Israel en su agresión a los palestinos”. sostuvo el filósofo norteamericano.

Según Petras, “Washington ya perdió la fuerza y la ifluencia que tenía antes” y esa debilidad no proviene “de una denuncia de Wikileaks, sino de una política militarista que no tiene futuro y su crisis económica”.

Acerca del rol de los medios de comunicación, el analista cree que “los medios comparten la politica del gobierno estadounidense” y que “están implicados con el Departamento de Estado: en ningún momento cuestionaron la entrada a la guerra con Afganistán ni con Irak”.

En Estados Unidos “no tenemos, en grandes términos, una prensa crítica o por lo menos independiente”, afirmó Petras.

En cuanto a qué puede pasar en el corto plazo con la gestión Obama a partir de estas revelaciones, Petras cree que “pocas cosas”.

“La crisis económica es la que afecta a la mayoría de las personas. En el mediano plazo es posible que ante algunas otras revelaciones puedan mover a algún sector político que exija una audiencia en el Congreso: eso es lo máximo que uno puede llegar a imaginar”, concluyó.


Comentarios


EE. UU. usa el escándalo de archivos para tapar crisis económica