Efectos nocivos en la población ictícola





NEUQUÉN (AN).- El informe de CRUB-Inibioma presentó que los ensambles de peces de arroyos cercanos al centro de emisión de ceniza fueron los más perjudicados, ya que se perdieron desoves, obstruidos por la deposición de ceniza gruesa. Sin embargo, se augura que con el paso de los años los arroyos afectados tenderían a recuperar las condiciones adecuadas para el desove de crías por lo que los científicos consideraron “contraproducente” la posibilidad de sembrar para recuperar el stock perdido. La mayor parte de las poblaciones de peces del lago Nahuel Huapi, en cambio, no habrían sido afectadas, al menos en el corto plazo, por la actividad volcánica. En relación a la vegetación, se concluyó que en la zona más cercana al volcán -Paso Puyehue- arbustos como el canelo y el maitencito perdieron la totalidad de sus hojas y no se pudo determinar si estas plantas podrán rebrotar el próximo año, se describe en las conclusiones del informe. Consecuencias en los árboles Algunos árboles, como los coihues, mostraron muertes parciales de copas, que podrían progresar hacia muertes completas o generación de tejidos de cicatrización y recuperación. Los suelos sin cenizas de los extremos más húmedos -como Paso Puyehue y Arroyo Pereyra- presentaron mayor contenido de agua que los suelos con cenizas. En cambio, en las zonas intermedias las cenizas parecen haber contribuido a aumentar el agua del suelo, revela el informe al que accedió este diario.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Efectos nocivos en la población ictícola