El 2011 marcó un récord histórico para la industria

En el 2001 las exportaciones lograron un récord histórico con una facturación de u$s 141 millones.



1
#

2
#

3
#

4
#

5
#

6
#

7
#

8
#

Durante el 2011 la industria regional de jugos concentrados logró un nuevo récord en materia de ventas externas.

Según datos suministrados por la Dirección General de Aduanas, el año pasado las exportaciones alcanzaron los 141,3 millones de dólares; algo más de 103 millones correspondieron a las colocaciones de concentrado de manzana, mientras que los restantes 38 millones corrieron por cuenta de la industrialización de peras.

La cifra total representa un incremento en el comercio cercano al 190% respecto del año anterior y del orden del 80% en comparación con el promedio de facturación de las últimas cinco temporadas.

Cuando se analizan los volúmenes embarcados, las estadísticas muestran que durante el 2011 se colocaron 17,2 millones de galones de jugo (unos 65,1 millones de litros aproximadamente), correspondiendo el 69% a productos industrializados con manzanas y el 31%, con peras.

El volumen total comercializado durante el año pasado mostró un crecimiento del 85% respecto del 2010 y del 27% cuando se lo relaciona con los promedios de las últimas cinco temporadas. Sin embargo, no se rompió el récord este año ya que en el 2005 se llegaron a embarcar 19,8 millones de galones, es decir un 15% más que el consolidado del 2011. Al relacionar estos volúmenes y valores exportados se obtiene el precio FOB (valor de la mercadería puesta en destino) por unidad (galón).

Según confirman las declaraciones juradas ante la Aduana, el precio promedio del concentrado para el 2011 cerró a 8,20 dólares. El valor fue importante, ya que representó un salto del 54% en relación con el obtenido en el 2010 y del 44% respecto del promedio obtenido en las últimas cinco temporadas.

Pese a ello, los 8,20 dólares por galón del 2011 terminaron por debajo de los 8,38 logrados en el 2008 y de los 8,73 dólares conseguidos en 1996. El conseguido el año pasado fue un muy buen precio, pero no logró perforar el récord obtenido en la década del 90.

Las estadísticas muestran que la temporada anterior resultó ser positiva para la actividad.

La combinación de precio (P) por volumen (Q) fue la mejor de la historia de la industria. Sin embargo, desde las empresas aseguran que los resultados del 2011 sirvieron sólo para recapitalizar lo perdido en los años anteriores.

Contrariamente a este razonamiento, los productores aseguran que los ingresos del sector durante el 2011 han sido totalmente desproporcionados en relación con los valores que se pagaron por la fruta de industria.

Estas miradas opuestas sobre una misma temporada no son algo nuevo en la región. La puja distributiva por los ingresos que se generan en el sistema se fue acentuando en los últimos años producto de que cada temporada que pasa hay menos dinero para repartir.

Para este año, distintos analistas esperan una caída en los ingresos totales del sector.

Algunos arriesgan que los precios proyectados se mantendrían relativamente estables, aunque algo por debajo del promedio conseguido durante el 2011. Todo indica que las cotizaciones del concentrado no volverán a bajar sensiblemente y se manejarán en el rango de los 8 a los 10 dólares por galón. Durante el año pasado el promedio en manzana se ubicó en 8,69 dólares, con un precio mínimo logrado en junio, de 7,63 dólares, y un máximo de 9,20 en noviembre. Por otra parte, si bien se rescata un crecimiento de los embarques en la primera parte del año, desde la industria aseguran que difícilmente esta tendencia pueda sostenerse.

Por lo tanto, con este razonamiento, el P x Q del 2012 podría terminar levemente por debajo del correspondiente al 2011. Sin embargo, pocos son los empresarios que anticipan un claro pronóstico, ya que no existe un dato clave para definir la temporada: la cantidad y calidad de la manzana depositada en las cámaras y que va a terminar por orientarse a la molienda.

Por otro lado, hay que destacar que las estadísticas de la presente temporada muestran que, al cierre de mayo, las exportaciones de jugo concentrado alcanzaron las 23.300 toneladas, volumen un 12% superior al consignado en el mismo período del 2011 (ver recuadro con más información). Los últimos datos de embarques de Aduana señalan asimismo que los precios FOB convalidados fueron de 9,11 dólares el galón para el concentrado de manzana y de 8,60 dólares para el de pera.

Puja distributiva

¿Dónde están las diferencias entre la industria y los productores a la hora de distribuir los beneficios de la actividad? Los argumentos son muchos y variados. Intentaremos resumir en pocas líneas los puntos más importantes de cada uno de los casos.

• Los empresarios aseguran que durante las últimas dos temporadas la actividad terminó con quebrantos financieros y económicos producto de los bajos precios que registraba el concentrado en el mercado. Las estadísticas oficiales dan cuenta de ello. En el 2009 el valor FOB promedio conseguido para la exportación del galón de concentrado de pera y manzana no llegó a los 5 dólares, mientras que al año siguiente esa cotización se ubicó en 5,31 dólares. Tanto el 2010 como el 2011 sirvieron para recomponer las cuentas del sector y pagar entre 0,08 y 0,12 dólares por kilo de fruta al productor. El problema que enfrenta la industria ahora es el aumento de los costos. Según fuentes del sector empresario, cerca del 60% del costo total de un galón de concentrado corresponde a los gastos por fuera de la compra de la materia prima. El restante 40% corresponde a la fruta. Tomando estos datos como ciertos, los alrededor de 8,20 dólares por galón en promedio logrados el año pasado representarían 0,96 dólares por kilo que habrían quedado para la fruta. Para este año, teniendo en cuenta que los costos internos (por fuera de la materia prima) siguen creciendo y que los precios internacionales se encuentran en una meseta, lo que quedaría para la fruta sería algo menos de lo obtenido en la temporada pasada.

• El relato de los productores es totalmente distinto. Éstos aseguran que los valores FOB que declaran los empresarios por el precio del galón de fruta no guarda una relación directa con las operaciones finales de venta del producto en destino. Según fuentes técnicas de la Federación, existen diferencias de entre uno y dos dólares por galón, que es lo que hace la “gran diferencia” para la industria. “Necesitamos que se transparente el mercado para saber lo que verdaderamente vale nuestra fruta”, argumentaron desde esa organización. Por otro lado, aseguran que en el mercado existe una posición dominante de las empresas (oligopolio) que definen el precio que recibe el producto por fuera de la oferta y la demanda que establece el mercado.

Se trata de dos posiciones que en algún momento deberían comenzar a achicar distancias para poder convivir en este complejo mundo de la fruticultura.

javier lojo

jlojo@rionegro.com.ar

tendencias del mercado


Comentarios


El 2011 marcó un récord histórico para la industria