El 69% del instalado en la Argentina en EL 2013 era “pirata”



El 69% del software instalado en la Argentina era “pirata” en el 2013, proporción que se mantenía desde el 2011, por lo que sólo el 31% de los programas utilizados era legal. Los datos formaron parte de un estudio preparado sobre la base de encuestas a 22.000 usuarios de 34 países, realizado por International Data Computer (IDC) para The Software Alliance (Business Software Alliance, BSA), que nuclea a las principales empresas del sector. El trabajo mostró que aun cuando gobiernos de la región, como el argentino, contaban con legislación para afrontar esa situación, “tanto el sector privado como el público deben continuar con inversiones pertinentes, impulsando mejores prácticas de negocios y adoptando estándares de gestión de software para garantizar la ética de las empresas”. Ese número colocó a la Argentina por encima del promedio de América Latina, donde el 59% del software aplicado era “pirata”. Al mismo tiempo, el país ocupaba el puesto 16 entre los 20 donde más valor tenían esos programas. La lista era liderada por Estados Unidos, donde el 18% de los programas sin licencia tenía un valor de mercado de 9.737 millones de dólares, en tanto el de la Argentina ascendía a 950 millones y contrastaba con los 427 millones de los legales. Emplear software sin licencia aumenta los riesgos de amenazas a la seguridad y entre las más grandes preocupaciones respecto del tema se encuentran las intromisiones de los “hackers” y las pérdidas de datos. El gobierno nacional está involucrado en el desarrollo del llamado “software libre” (SL), lo que implica: • Ejecutarlo para cualquier propósito y en cualquier sistema o dispositivo • Estudiar cómo trabaja el programa y cambiarlo para que haga lo que el usuario quiera. Una condición para ello es el acceso al código fuente (el texto, el código genético que hace al programa) • Redistribuir copias que puedan ayudar al prójimo • Mejorar el programa y publicar sus versiones modificadas en general para beneficiar a toda la comunidad En el país se reúnen semanalmente los grupos de la denominada “Agenda digital”, un espacio de debate multisectorial creado por el decreto 512/2009 del Poder Ejecutivo y que está “orientado al aprovechamiento de las posibilidades que ofrece la sociedad de la información y el conocimiento”. En la Jefatura de Gabinete de Ministros, el 25 de abril pasado, y en la sede de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), al día siguiente, con Pablo Etcheverry, director de recursos informáticos de la Oficina Nacional de Tecnología de la Información, y Constanza Necuzzi, gerenta de contenidos del programa “Conectar igualdad”, se trataron aspectos del SL desde la perspectiva de la soberanía tecnológica y el aspecto pedagógico, como así también los desempeños de los desarrolladores y las complejidades que el proceso implica para la gestión gubernamental. En esas jornadas se abordó una introducción básica a “Linux”, con todas sus variantes, como alternativa a “Windows”, de Microsoft, y otros programas; herramientas de educación a distancia; soberanía tecnológica; recursos de SL para personas con impedimentos físicos; voto electrónico, videojuegos, cine de animación y cooperativismo. Necuzzi destacó la distribución de 3,8 millones de netbooks por Conectar igualdad (CI) entre estudiantes de escuelas secundarias públicas del país, a las que habría que sumar las del plan “Sarmiento” del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En las netbooks entregadas por CI se instaló “Huayra”, un sistema operativo sobre la base de “Linux”, desarrollado localmente.


Comentarios


El 69% del instalado en la Argentina en EL 2013 era “pirata”