El 80% de los estatales se atrasa en cuotas del IPVU

Casi el 40% de las casas hechas por el instituto está en manos de trabajadores del Estado, cuya mayoría debe al menos dos cuotas. Neuquén factura 12 millones al año, pero sólo cobra 4.



NEUQUEN (AN).- El 80% de los empleados públicos que tiene una vivienda que fue construida a través del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo registra al menos dos meses de atraso en el pago de las cuotas. Frente a esta elevada tasa de incumplimiento el gobierno decidió intimarlos para regularicen las deudas.

Sobre un total de 20.000 facturas que emite mensualmente el IPVU, cerca del 40% llega al domicilio de algún empleado del Estado que, en conjunto, controla la propiedad de un total de 7.878 inmuebles.

La mayoría de estas construcciones se encuentran ubicada en la ciudad de Neuquén y por esa razón las intimaciones para el cumplimiento del pago comenzaron por la capital.

Los docentes van a la cabeza con la tenencia de 3.419 viviendas, y luego se ubican los policías con 1.104 y los empleados de Salud con 930.

El Estado ha demostrado, en esta materia, ser un mal cobrador. El IPVU emite una facturación anual de 12 millones de pesos, pero apenas recupera cuatro millones, según datos proporcionados por el subsecretario de Ingresos Públicos, Marcelo Ray- mondo.

Por todo lo construido en la provincia, este organismo tiene para recuperar una cifra estimada de 170 millones de pesos.

El área que conduce Raymondo relevó la tenencia de viviendas entre los empleados públicos y el grado de cumplimien-to de las cuotas. Al concluir que ocho de cada diez no paga en termino, las autoridades decidieron presionar mediante intimaciones masivas para recuperar parte del dinero que está en la calle.

El funcionario sostiene que, en estos casos, no existen demasiados justificativos para no pagar la vivienda porque se trata de gente que tiene empleo estable. Además destacó que las cuotas son de las más económicas del mercado.

En promedio, los valores de una vivienda construida a través del IPVU se ubica entre los 80 y 100 pesos, aunque las construcciones últimas tienen planes bastante más exigentes y cuotas que se ubican, en algunos casos, de 200 pesos en adelante.

Raymondo dice que el IPVU cuenta con planes a medida para atender todos los problemas. Explica que un desocupado puede pactar la interrupción del pago por un tiempo determinado, un empleado dispuesto a cancelar la vivienda recibe una quita de hasta el 50% sobre el saldo del crédito y los agentes del Estado, si lo piden, pueden pagar por el sistema de débito automático.

El organismo de vivienda es un brazo del Estado que promociona la construcción de planes de viviendas para que sectores de bajos recursos puedan acceder a un techo. Son fondos que se canalizan a través del Fonavi, pero que ceden las provincias de los recursos de coparticipación. De este modo funcionó durante muchos años este sistema, pero el Estado, por motivos muy diversos, pero fundamentalmente políticos, no impulsó con energía el recupero de los créditos. Y los planes de viviendas han sido utilizados por sucesivos gobiernos como herramienta electoral.

Existen casos de barrios ubicados en sectores carenciados de la ciudad que no pagan ninguna cuota, prácticamente desde que los dueños ocuparon las viviendas.


Comentarios


El 80% de los estatales se atrasa en cuotas del IPVU