“El acuerdo con YPF es ganar, ganar”, dijo Sapag

Expresó que está garantizada la protección ambiental.



#

Patricio Rodríguez

“YPF necesita socios que aporten capital. Si la Nación, YPF y la Provincia tuviésemos dinero, no estaríamos discutiendo esto”, sostuvo el gobernador.

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- “No hay quien pueda discutir el acuerdo de la provincia con YPF en términos racionales, pero sí en términos electoralistas, porque siempre es más fácil esgrimir un falso nacionalismo y hacer discursos que ponerse a gestionar”, dijo en esta ciudad el gobernador Jorge Sapag, al defender la extensión de la concesión del yacimiento Loma Campana, aún en pleno tratamiento legislativo. En igual sentido se mostró “totalmente seguro” del resguardo del medio ambiente, mediante las medidas que operarán en la provincia para el control de la explotación no convencional de hidrocarburos. Sapag participó aquí de la inauguración del Centro de Estudios Sol de los Andes, en la recuperada planta basamento del exhotel Sol de los Andes, con fondos provinciales y en coordinación con el municipio de San Martín de los Andes (ver nota aparte). Tras la recorrida de las instalaciones, Sapag dijo en una improvisada rueda de prensa que “se ha estigmatizado” con fines electoralistas el acuerdo de la provincia con YPF, en el que la compañía norteamericana Chevron es el “socio capitalista” de la empresa nacional recuperada. Apuntó que “hablan (por la oposición) de la necesidad de inversiones, de los miles de desocupados que dejó (la minera) VALE (en Mendoza, Neuquén y Río Negro) y no advertimos que esta es una inversión piloto de 1.200 millones de dólares, que si da resultado abre la posibilidad de 16.000 millones de dólares más”. Subrayó que el convenio con YPF implicará soberanía hidrocarburífera para el país y autonomía de recursos económicos para la provincia, de modo que “esto es ganar, ganar, y todo en el marco de la legalidad”, fue más allá. Recordó que la provincia “tiene yacimientos no convencionales que le abren una perspectiva excepcional, pero se necesitan las inversiones. Hay que reaccionar: YPF había invertido 900 millones el año pasado y este año 2.700, pero ya no puede más. Necesita socios que aporten capital. Si la Nación, YPF y la provincia tuviésemos dinero, no estaríamos discutiendo nada de esto”, remató. En ese contexto, Sapag dijo que Argentina importa 12.000 millones de dólares en gas y petróleo, por lo que “es necesario producir, lo cual es una verdad absoluta y no hay quien pueda discutir esto en términos racionales, sí en términos electorales, porque es más fácil esgrimir un falso nacionalismo, ir contra los norteamericanos, contra Chevron, que ponerse a trabajar y gestionar”. Sobre las dudas por los efectos de la extracción de hidrocarburos por fractura hidráulica, dijo que “tres cuartas partes del expediente que fue a la Legislatura están referidas a las cuestiones ambientales. Hemos tomado medidas de avanzada: prohibición del uso del agua de subsuelo”.


Comentarios


“El acuerdo con YPF es ganar, ganar”, dijo Sapag