"El agua será elemento de guerra"

NEUQUEN (AN).- "Cuando se habla de extranjerización no se habla solo de un problema de soberanía. Los extranjeros que vienen ahora no son que vinieron hace cien años atrás, a trabajar la tierra y a vivir, y por eso les interesaba mucho el futuro de la tierra. ¿Qué va a pasar con la calidad de la tierra que no podrá ser usada por diez años, como es el caso de los lugares donde hubo la soja?", afirmó Marcelo Melani y enseguida advirtió que también "están los que compran la tierra porque saben que en un futuro el agua será un nuevo elemento de guerra".

El obispo dio claras muestras sobre la preocupación que tiene la iglesia en el tema y se esperanzó en lograr "algún día" una Pastoral de la Tierra como la tienen otros episcopados.

En esa línea explicó que el objetivo de la Conferencia Episcopal (que acaba de publicar el informe "Una tierra para todos") "es proponer leyes porque seguramente faltan. La extranjerización es un tema para el que no hay leyes para nada, no hay límite tampoco para evitar la concentración de la tierra en favor de la sociedad".

-¿Qué otras leyes hacen falta?

-En el tema aborigen faltan las leyes que reglamenten ese dictamen nuevo de la Constitución Nacional y la provincial. Es muy lindo decir "somos una Nación pluriétnica y pluricultural" pero hay que legislar en consecuencia. Si uno no entiende eso, no entiende por qué los aborígenes están tan agarrados a la tierra.

-¿Hay muchos inconvenientes con la trashumancia?

-Los callejones bloqueados son un gran problema para las comunidades aborígenes y para los criollos porque no se ha tenido en cuenta que hay gente que necesita pasar por esos lugares. Entonces tienen que ir por la ruta, donde no hay pasto, agua y hay peligro.

-¿Le asiste un derecho al paisano?

-Ese sería el derecho de la vida, porque para poder sobrevivir tengo que pasar por acá. Tendría que existir un derecho de paso pero sólo existe un derecho consuetudinario y la propiedad privada.

-¿Está cambiando de manos la tierra en la provincia?

-No le sabría decir si hay más o menos, no tengo la información.

-¿Cuál es la situación más preocupante?

-Una empresa forestal que se llama Primeros Pinos cortó el camino para llegar a la veranada ancestral y le sacó una parte de la tierra, hay una causa judicial de por medio y una expectativa de arreglo con la provincia y la empresa. Yo la visité (Chabuco se llama la comunidad) y el lugar de entrada a esa veranada es por Aluminé. Les resultaba ir en camioneta con víveres y además tenían la posibilidad de salir rápido en caso de una emergencia. La compañía cerró el paso para vehículos y sólo dejó lugar para que pase un caballo pero sin tener nada. Yo no soy un buen jinete y tardé cuatro horas para llegar arriba. Estuve el verano pasado.

-¿Hay un caso que hoy está candente que es el de Pulmarí?

-A mí me parece que ese tema tiene otras características pues las comunidades aceptaron integrar la corporación y ahora lo que están reclamando es tener más representación. Y si algo se hizo muy mal, alguna partecita de culpa tienen que tener.


Comentarios


"El agua será elemento de guerra"