El Año del Perro trae ventura

China dirá adiós al Año del Gallo y recibirá al Año del Perro con un comienzo de paz para el mundo que puede terminar con conflictos.

PEKíN, (DPA/AFP).- El Año del Perro promete. Sobre todo después del año del Gallo, que no sólo trajo la gripe aviar a muchas partes de China y hasta a Europa, sino que se consideraba el "año de las viudas", en el que era mejor no contraer matrimonio.

Al cierre de este período poco propicio, varios cientos de miles de chinos quedaron atrapados en las estaciones por la nieve cuando regresaban a sus casas para celebrar el Año Nuevo. Pero este fin de semana todo llega a su fin: de acuerdo con el tradicional calendario lunar, más de 1.000 millones de chinos celebrarán en la noche de hoy la llegada del Año del Perro, el mejor amigo del hombre, que arreglará un poco las cosas. Ya será posible casarse, por lo que numerosos estudios especializados en fotos de bodas y salas de banquetes están ya reservados para los próximos meses.

Para la principal fiesta familiar en China se produce una migración masiva de personas, con un total calculado de 2.000 millones de viajes en los 40 días de celebraciones. Para ello, se han colocado 300 trenes extra.

En la noche de Año Nuevo, las familias se reúnen a comer "jiaozi", una especie de ravioles de pasta rellena que simbolizan la riqueza que se espera traigan los próximos 12 meses. Por primera vez desde hace 12 años podrá haber fuegos artificiales en la capital, Pekín.

Para el nuevo año, los adivinos predicen que habrá de nuevo paz y armonía tras las turbulencias políticas del año anterior.

Este es además un Año del Perro particular, porque se encuentra bajo el elemento del fuego, que simboliza el calor, la luz y la apertura.

La última vez en que se reunieron estas condiciones fue en 1946. Después de la Segunda Guerra Mundial, se trató de un año de renacimiento, el primero de paz. Fue también el año en el que las Naciones Unidas se reunieron por primera vez y en el que fueron sentenciados en los procesos de Nüremberg los criminales de guerra nazis.

La tradición le adjudica al perro de fuego un fuerte sentido de la justicia, con una gran presencia de la política y un mayor papel para los valores básicos.

Sin embargo, no todos los astrólogos y adivinos chinos coinciden con los bueno auspicios. "Las cosas parecerán más pacificadas al principio pero a mitad del año empezarán un montón de problemas", advirtió Lee Sing-Tong, un experto en "Feng Shui", el arte chino de modificar el ambiente seleccionando cuidadosamente la ubicación de los objetos en cualquier espacio.

Según las previsiones de Tong, China y Japón endurecerán aún más sus ya agrios conflictos, mitad debidos a razones históricas, mitad a deseos de hegemonía económica y política regional.

Asimismo, Oriente Medio sufrirá un terremoto -en teoría, físico- y el mundo registrará una falta de medicinas. Se espera que, al menos, esto último no esté relacionado con una amenaza de pandemia por la gripe aviar, que ya causó cuatro muertos en Turquía y más de 80 muertos en Asia, siete de ellos en China, primer productor mundial de aves de corral.

Estados Unidos, por su parte, podría retirar sus tropas de Irak en otoño, auguró el experto.

De los 12 animales del horóscopo chino, el perro es el más cercano al hombre. Es considerado fiel y honesto, vigilante e intrépido. Se trata de las mismas características que tendrán aquellas personas nacidas este año (y en 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994).

Las personas nacidas bajo el signo del perro son consideradas sinceras, con humor, leales, confiables, activas, ambiciosas e inteligentes.

Estas cualidades son tan apreciadas que por ejemplo la firma de contactos personales Jilin Jiangshan buscó a través de un anuncio solamente "perros", lo que provocó de inmediato quejas por discriminación.

Pero según los adivinos, aquellos que nacen en el Año del Perro son buenos en los negocios y líderes carismáticos con un fuerte sentido para lo que está bien y lo que no.

Como amigo, el "perro" es confiable, pero en el amor lo tiene más difícil que otros para encontrar a una pareja adecuada y a menudo la abruma con un exceso de atenciones, según dice la tradición.

Algunos "perros" famosos son o eran Bill Clinton, George W. Bush, Konrad Adenauer, Claudia Schiffer, Bertold Brecht, Albert Einstein, Elvis Presley, Michael Jackson, Cher, Jennifer López, Andre Agassi y Ernest Hemingway.


Comentarios


El Año del Perro trae ventura