"El arrimadero" trabaja de noche por la poesía

"Trabajar de noche" es doblemente una obra. El espectador se lleva el argumento "en vivo" con música, canto y poesía y a la vez un libro del poeta Daniel Guaraglia. El elenco y un numeroso equipo de colaboradores giran bajo el nombre de "El arrimadero". Una propuesta que podrá verse hoy, a las 21.30, en Espacio de las Artes de Neuquén y que apuesta con a la difusión de la poesía, un género que sigue vivo pese a las voces que anuncian su desaparición.



NEUQUEN (AN).- "El arrimadero" es un elenco teatral neuquino que este año juega una carta superadora. Llega al público no sólo con su pieza teatral "Trabajar de noche" sino con una obra poética editada por Daniel Guariglia. Hoy, a las 21.30, la puesta tendrá lugar en el Espacio de las Artes, ubicado en Juan B. Justo 150 de esta capital.

El propio Guariglia es el responsable de la dramaturgia. Contó los pormenores del nacimiento tanto del libro como -a posteriori- el llevarlo a las tablas. "En una reunión festiva repleta de buenas gentes -señaló- a fines de 1997, tuve el impulso de leer el poema con que comienza el libro. Para mi sorpresa "Terremoto saudade", fue recibido con calidez por ese amistoso y desprevenido auditorio".

Las hojas sueltas que circularon aquella noche, "regresaron a mí -recordó- con cariñosas demandas para que el libro prometido detrás de ellas se concretara de una buena vez".

Final feliz y comienzo de otra producción. Raúl Ludueña, ahora a la sazón director y responsable de la puesta en escena, tomó cartas en el asunto. Pero no sólo él, todo el elenco "El arrimadero" se arrimó con su creatividad. Son ellos: Magalí Eguiluz, Lidia Gauna y Claudia Ruiz (cantantes), el piano de Fernando Sandoval que interpreta la música original de Miguel Cáceres, las ilustraciones de Federico Cipitelli, escenografía de Pablo Villagra.

Puestos a definir la pieza aseguran que es una mágica receta donde se combinan la poesía, el teatro, el canto, la plástica, "como una celebración de la vida y el trabajo".

La poesía... todo un tema. Ludueña repite aquello que cierta vez afirmó el "poeta español Pedro Salinas" respecto de que "nadie sabe qué hacer con los poetas y su poesía" y -acota- "tal vez no estaba tan desacertado".

Para Raúl los poetas y sus poesías no tienen "relevancia en el terreno económico y político, las dos estrellas del mundo contemporáneo".

Una ironía fina y penetrante apuntala sus dichos. "Ninguna consultora haría un muestreo para corroborar los efectos sociales que la irreverente polvareda de la poesía levanta en los caminos de los tiempos".Para la gente de "El Arrimadero" no está nada perdido. De la fuerza y prepotencia por ganar, se nutren. "Los que estamos en contacto con la poesía, pudimos comprobar que aunque se tema por su salud, lejos está de la agonía. Aunque poco se difunde y se apoye, lejana está la desaparición de los poetas y los artistas". Tienen toda la razón.

"Trabajar de noche" pretende acercar pues, el público a la poesía a través de imágenes y la música que la poemática les ha provocado.

La vestimenta del argumento la pone Isabel Díaz y Siria Solorza, las fotos Miguel Villegas, hay diseños de Sergio Campos y una larga lista de colaboradores. Lo novedoso: junto con lo que baja del escenario, el libro de Daniel se va con el espectador.

Un terremoto en equipo

Si el poema "Terremoto saudade" terminó sumándose a un manojo de textos y se erigió como "Trabajar de noche", no sin esfuerzo, también la puesta tuvo sus tiempos.

Se debió reunir a cantantes, músicos, artistas plásticos y a los técnicos, que según el poeta Daniel Guariglia "puso en movimiento mis certezas, mis dudas, mis sueños, mis queridos fantasmas, como que eran suyos...".

Así fueron sumándose un verdadero equipo en torno de la obra literaria que mutó en teatral.

"Alguna vez soñé con publicar un libro de poemas -dice Daniel- sin necesidad de discursos tediosos o ediciones semiocultas, casi simbólicas o testimoniales.

"Trabajar de noche" es un libro pero cuando se vuelven las páginas "no vas a ver a un hombre -como diría Withmann-, vas a encontrar a todas estas gentes", concluye Daniel Guariglia.

"La transparencia del cristal" en el Rojas

NEUQUEN (AN).- Con coreografía de Mariana Sirote e interpretación de Silvana Calicchia, se presentará el 8 de este mes en el Centro Cultural Rojas de Buenos Aires la obra "La transparencia del cristal", de la compañía de danzas contemporáneas "Locas Margaritas".

A su vez, la compañía de danzas "Locas Margaritas" informó que la bailarina y profesora Carolina Costa integrante de dicho elenco participará del Festival Internacional de Danza de Viena (Austria).

La artista tomará seminarios de perfeccionamiento y desarrollará proyectos de investigación con los profesores de mayor prestigio en la danza contemporánea del mundo: Ismael Ivo (Stuttgart), David Zambrano (Amsterdam), Dominique Mercy (Pina Bauch), Lisa Race (Nueva York).

La actividad se llevará a cabo durante un mes intenso de trabajo desde el 13 de julio.

Asimismo, se informó que el próximo estreno de la compañía será "La furia del silencio", una nueva creación de la coreógrafa Mariana Sirote, con la interpretación de Patricia Alzuarena, Silvana Calicchia, Laura González y Patricio Elizalde y la asistencia de Pamela Bazán. Se estrena el 11 de agosto en el teatro Conrado Villegas.


Comentarios


"El arrimadero" trabaja de noche por la poesía