El asfalto será un renacer para Playas Doradas

Los vecinos creen que hacen falta más soluciones.





Miguel Velázquez

velazquezpatagonia@yahoo.com.ar

Miguel Velazquez

PLAYAS DORADAS (ASG).- El gobierno nacional levantó el pulgar para que en el término de dos años se concrete el ansiado asfalto que unirá a Sierra Grande con Playas Doradas a lo largo de 28 km. Las opiniones de los lugareños son dispares.

En la silenciosa Playas Doradas en esta parte del año viven cerca de 200 personas, número significativamente menor a lo que reciben en cada verano.

Para llegar al lugar se toma como punto de partida Sierra Grande. Primero hay que atravesar 8 km de asfalto de dudosa consistencia (ver aparte) y luego un eterno camino de tierra que ni el paso del tiempo ha podido mejorar, serruchos y piedras sueltas afloran y por más máquinas viales que pasen ya son sólo caricias esporádicas para la piedra desnuda, propia del terreno.

Días atrás, desde Buenos Aires, el gobierno nacional con la presencia del gobernador Alberto Weretilneck, el senador Miguel Pichetto, el intendente Renzo Tamburrini y el de San Antonio Javier Iud, se anunció el llamado a licitación para esta ruta para después de Semana Santa.

En la villa balnearia las opiniones son dispares, se coincide en que es progreso, pero creen necesario que el acompañamiento sea con urgencia con otras obras.

El primer restaurante del lugar lo hizo hace 18 años Ramón Fortete, ex concejal del justicialismo, que hoy disfruta de la tranquilidad después de un movido verano de trabajo.

Fortete opinó que es importante la noticia y toda obra que se pueda hacer, pero se preguntó “¿qué vamos a hacer después del asfalto?. Estoy contento y preocupado porque el balneario carece de infraestructura para dar solución a la demanda”, expresó y agregó que el lugar necesita mejorar por ejemplo en cantidad de agua y construir reservorios, gas natural y cloacas”.

En la misma sintonía se mostró ante este medio una de las primeras personas que habitó Playas Doradas en 1986, Estela Torres, junto a su esposo “Choby”. Son comerciantes del rubro alojamiento y opinó que “el sol no se puede tapar con un dedo hay que hacer muchas cosas en el balneario, ¿qué vamos a hacer con toda esa gente que va a llegar?, se preguntó.

Agregó que cada prestador de servicios ofrece lo que tiene “y nos va a superar, ya nos supera en los últimos años”, acotó que son elementales servicios públicos como baños con infraestructura en la playa, “El asfalto va a traer más gente, el camino hasta ahora hacía que ingrese turismo selectivamente”.

Claro esta es la opinión de los que habitan el lugar, dispar a la de los que viven en Sierra Grande, otras ciudades, e incluso los turistas que llenan los libros de quejas por el permanente mal estado de la ruta.

Otro de los inversores del sitio es Silverio González, él tiene un complejo frente al mar, pero vive en Sierra Grande.

“Esto es fantástico, es algo que estábamos esperando todos, después de tantas promesas ahora será una realidad”, pero agregó que a su criterio serían mas importantes las cloacas y el gas pero “esperemos que se hagan”.


Comentarios


El asfalto será un renacer para Playas Doradas