El autódromo de Centenario costó casi el triple

El precio de la obra fue un 185% superior al presupuesto original. Se pensaban pagar seis millones de pesos y se teminaron reconociendo costos de la empresa por diecisiete millones.



NEUQUÉN (AN) - El autódromo de Centenario tenía, cuando se empezó a construir, en 2007, un presupuesto de 6.000.000 de pesos, pero terminó costando, dos años después, casi el triple: 17.000.000. La enorme diferencia, que se financió con aportes del Tesoro, obedeció al reconocimiento de mayores costos a la empresa constructora y a que en el cálculo original del proyecto no estaba previsto el equipamiento.

De todos modos, para cumplir con el diseño original habrá que invertir muchísimo más porque resta la parquización del predio y detalles no poco relevantes, como la sala de conferencias de prensa.

Como contrapartida, el otro circuito que proyectó Sobisch y aprobó la Legislatura, el de Cutral Co, no tiene colocada ni la piedra fundamental.

El autódromo de Centenario, junto con las vías del Ferrocarril Trasandino que llega a un punto muerto al norte de Zapala, son las obras más cuestionadas del paquete financiado con dos series de bonos en dólares cuyos pagos complican ahora al gobierno de Jorge Sapag.

En la cartera de Hacienda dicen que los vencimientos de intereses y capital de los papeles ahogan las finanzas provinciales, a tal punto que el gobierno quiere patear para adelante los vencimientos, que operan cada tres meses, mediante un canje de deuda de condiciones que aún se desconocen.

El autódromo de Centenario que iba a costar 6.000.000 de pesos y terminó saliendo, en una primera etapa, 17.128.361, un 185% más, no es la única obra que comienza de una manera y termina de otra: la cárcel de Senillosa, que no tiene uso alguno en este momento, le significó al Estado el doble del presupuesto, lo mismo que el impresionante edificio de la Legislatura.

Cuando se lanzaron los 250.000.000 de dólares en títulos de deuda garantizados con regalías petroleras, el gobierno de Sobisch justificó semejante endeudamiento en la necesidad de encarar obras que ayudaran a reconvertir una economía con alta dependencia en los hidrocarburos.

Lo cierto es que, según un informe interno del ministerio de Hacienda de la provincia, al 28 de agosto de 2009 se había gastado 715.000.000 de pesos en estas obras, equivalente al 95% de los fondos provenientes de los bonos, y el grado de avance de los trabajos no siquiera se acerca a ese porcentaje.

Prueba de ello es que hay obras que ni siquiera se iniciaron y otras que precisan varios millones de pesos más que estén operativas.

Sapag logró que la Legislatura aceptara darles otra dirección a algunos fondos para financiar el Centro Administrativo Ministerial de la ciudad de Neuquén.

Los fondos totales asignados a este programa ascienden por ahora a 879.822.578 pesos.


Comentarios


El autódromo de Centenario costó casi el triple