El avión hipersónico voló… y falló

Se ideó para hacer bombardeos relámpago.



#

El primer intento fue un fracaso: un desperfecto en una aleta hizo que el bombardero terminara rápidamente el vuelo de prueba.

El avión experimental no tripulado X-51A WaveRider, una aeronave hipersónica capaz de sobrevolar el Pacífico a 5.793 kilómetros por hora, no completó el vuelo de prueba al que lo sometió el Departamento de Defensa de EE. UU. Falló una aleta y terminó desintegrado en el aire, sobre el océano Pacífico.

El bombardero había partido de la base aérea Edwards en California. El “WaveRider” tenía que lograr después de desacoplarse una velocidad de 7.000 kilómetros por ahora durante 300 segundos. Con una velocidad así, se podría viajar entre Londres y Nueva York en apenas una hora.

Pero tuvo un fallo a los 16 segundos en una aleta de control de crucero.

“Es lamentable que un problema con este subsistema abortase rápidamente el vuelo antes de poder encender el motor ‘scramjet’ (encargado de alcanzar velocidades hipersónicas)”, dijo Charlie Brink, gerente del Programa de Investigación del X-51A del laboratorio de la Fuerza Aérea estadounidense.

El proyecto está a cargo de Boeing y del departamento de investigación de las Fuerzas Armadas norteamericanas, la Darpa (Defense Advanced Research Projects Agency).

La tecnología podría hacer posibles ataques aéreos relámpago si los investigadores consiguen corregir los problemas técnicos. El transporte de pasajeros es inverosímil con los actuales estándares técnicos.

Tras ganar velocidad, el avión de forma aerodinámica alcanzaría una velocidad tal que el aire que entra por la parte delantera al interior se comprimiría fuertemente por sí solo.

La llamada tecnología “scramjet” trabaja según el principio del estatorreactor. El motor necesita muchas menos piezas que una turbina tradicional. Se trata en esencia de un inyector de autopropulsión. (DPA)


Comentarios


El avión hipersónico voló... y falló