El Bafici da inicio a su cita con el cine independiente

Hoy comienza en Buenos Aires la duodécima edición del festival, en el que se exhibirán 422 películas.

Todo es posible en el Bafici: basta con echar un vistazo al jurado de la competencia internacional, donde conviven uno de los escritores argentinos más prolíficos y taciturnos, César Aira, con la actriz estadounidense Angela Bassett (“Tina”) y el joven realizador Raya Martin, considerado el “enfant terrible” del cine filipino. En su duodécima edición, el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici) presentará durante diez días, entre el 7 y el 8 de abril, un total de 422 películas, entre corto y largometrajes, que dan muestra de su consolidación en uno de los escaparates más importantes del cine independiente en el mundo y, probablemente, en el más internacional de los festivales de cine argentinos. El festival quedará inaugurado hoy con “Secuestro y muerte”, del argentino Rafael Filipelli, filme inspirado –aunque no apegado históricamente– en el secuestro del general argentino Pedro Eugenio Aramburu por un grupo de Montoneros en 1970, mientras que el cierre será con “Los condenados”, del español Isaki Lacuesta, una coproducción hispano-argentina acerca de dos generaciones vinculadas con la lucha armada. Dos películas que se enmarcan en lo anunciado por el director del festival, Sergio Wolf, durante la presentación del Bafici: que este año se había privilegiado una selección de películas nacionales “en las que se discute la realidad de los 70 y de la actualidad”. La competencia internacional está integrada este año por 19 óperas primas o segundas películas, nueve de las cuales son hispanoamericanas y el resto de países como Israel (“Ajami”, que quedó destronada en los Oscar por “El secreto de sus ojos”), Rumania (“Police, Adjective”, de Corneliu Porumboiu, el mismo de “Bucarest 12:08”), Estados Unidos, Australia, Italia, Francia, Singapur y Austria. Tres filmes argentinos compiten asimismo por los premios de la sección internacional a la mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor actor y el premio especial del jurado: “Centro”, de Sebastián Martínez, suerte de radiografía del “centro” de Buenos Aires; “Ambulante”, de Eduardo de la Serna, Lucas Marcheggiano y Adriana Yurcovich, acerca del cineasta “ambulante” Daniel Burmeister, y “Lo que más quiero”, ópera prima de Delfina Castagnino. Completan la competencia internacional la mexicana “Alamar”, de Pedro González-Rubio; la paraguaya “Cuchillo de palo”, de Renate Costa, quien a través de la historia de su tío Rodolfo, retrata la represión a los homosexuales durante el régimen de Alfredo Stroessner; la española “La mujer sin piano”, de Javier Rebiollo; la chilena “La quemadura”, basada en la desaparición de la madre del realizador, René Ballesteros, durante la dictadura y la brasileña “Os famosos e os duendes da morte”, de Esmir Filho.


Comentarios


El Bafici da inicio a su cita con el cine independiente