El bajón de Pacífico en el complemento resultó fatal

San Miguel aprovechó y se alzó con importante victoria



NEUQUEN (AN).- En su segunda presentación de la Liga “B” de básquet, zona Sur, Pacífico cayó ante Atlético San Miguel por 81 a 78. La producción del local decayó en los dos últimos cuartos. El equipo bonaerense lo aprovechó y al final festejó.

El primer tiempo terminó con Pacífico en ventaja y con cierta tranquilidad. Como para esperar un cierre sin complicaciones.En los primeros cuatro minutos los neuquinos metieron un parcial 13-3 que daba para ilusionarse. El mal trabajo defensivo de la visita le facilitó las cosas al local que además supo aprovechar al máximo las ventajas de un desorientado equipo visitante.

Si hay que ponerle un nombre a este dominio no quedan dudas que ése fue el de Mario Sepúlveda. De su mano Pacífico fue estirando las ventajas. Sepúlveda estuvo efectivo en los libres y fue marcando la diferencia que hasta pareció determinante.

Después, el dueño de casa se quedó. Una de las razones podría ser que el técnico visitante movió el banco y encontró las respuestas que buscaba en Diego Fortunato quien anotó 10 puntos en el primer cuarto que terminó a favor de Pacífico 23-22.

El encargado de volver a darle tranquilidad al local fue Julio Mariluán. Tomó la base y junto con Emiliano Roh, jugando en su posición ideal de escolta, se lucieron. El ayuda metió 8 puntos seguidos para que los aurinegros vuelvan a despegarse. Al término de la primera mitad vencían por 44 a 38.

Los dos últimos parciales fue donde San Miguel consiguió marcar la diferencia. El manejo del experimentado base Horacio Pacheco, además de la puntería de Benjamín Pereyra fueron, los puntos determinantes para que el equipo de De Benedetti consiguiera pasar al frente en el marcador.

La máxima ventaja (74-65) la consiguió a cinco del final. En ese momento precisamente Coissón se iba por cinco faltas lo que resultaba letal para las aspiraciones del decano. Así y todo se arribó a un parejo cierre, pero una “bomba” de Pacheco desde 8 metros, además de un triple marcó anímicamente al derrotado quien no pudo superar esta situación.

Nueva tribuna para una mayor comodidad

El gimnasio del “decano” apareció remodelado. Nuevos sectores de tribunas lucían en un sector donde antes había tablones. Ahora una de cemento ocupa ese lugar y detrás de la mesa de control se colocaron plateas.

De este modo el reducto quedó con una capacidad para unas 1.000 personas.

Los trabajos sirvieron también para cambiarle la cara al gimnasio, que seguramente con el correr de los partidos recibirá a un mayor número de gente.

Unos 200 simpatizantes se instalaron en las gradas, colocaron una bandera que dice “la camiseta del deca se tiene que transpirar” y alentaron durante toda la noche.

Pacífico lució una camiseta llamativa por su diseño. Totalmente negra con vivos amarillos para debutar como local en su segunda presentación en la liga “B”.


Comentarios


El bajón de Pacífico en el complemento resultó fatal