El Balseiro quiere tener el doble de ingenieros nucleares

La recuperación del Plan Nuclear obliga a incrementar la cantidad de graduados del instituto, dijo su titular, Daniel Pizzi.



#

El Balseiro cumple 60 años y cada acto es una celebración. Foto: Archivo.

EDUCACIÓN

Durante el acto de colación de una nueva promoción de ingenieros nucleares y la número 11 de ingenieros mecánicos, el director del Instituto Balseiro, Oscar Fernández, anunció que “en un plazo de dos o tres años, es deber llevar al doble la cantidad de ingenieros egresados”, lo cual se debe a la mayor demanda que los desarrollos nucleares en Argentina han creado.

La presente promoción sumó 16 profesionales, todos varones, 10 de ellos en el área mecánica y 6 en la nuclear. Para fin de año se espera una nueva promoción de licenciados en Física y la primera camada de egresados en Ingeniería de Telecomunicaciones, la carrera más reciente del Balseiro, que comenzó en 2012.

La colación de grado del instituto que depende de la Universidad Nacional de Cuyo y la Comisión Nacional de Energía Atómica, se llevó a cabo en el marco del 60° aniversario del centro de formación superior de más prestigio en esta ciudad. Fue creada el 22 de abril de 1955.

Los 16 profesionales ingresaron al Balseiro en julio de 2012 y recibieron becas completas para dedicarse de forma exclusiva al estudio, que son otorgadas por la Comisión de Energía Atómica (CNEA) y financiadas por el Ministerio de Planificación Federal. Fernández mencionó que en la actualidad se está trabajando en la reestructuración de la administración y de la vida interna del instituto, lo cual permitirá duplicar la cantidad de becados. También destacó el rol del instituto en la formación de recursos humanos altamente calificados en general y específicamente para el Plan Nacional de Medicina Nuclear.

Fernández estuvo acompañado de la presidenta de la CNEA, Norma Boero y el rector de la Universidad de Cuyo, Daniel Pizzi, que valoró el esfuerzo y el sacrificio de los graduados. “Compromiso, perseverancia, optimismo, superación y servicio son algunos de los valores que se perfeccionan al mismo tiempo que el sacrificio”, dijo el directivo.

Boero remarcó que el Balseiro ha alcanzado importantes logros en el plano académico y en el crecimiento de sus instalaciones. “En los últimos cinco años, se concretó una importantísima expansión que significó sumar 14 nuevos edificios que cubren un total de 20.000 metros cuadrados”, dijo.

Agregó que el cuerpo docente está compuesto por 220 científicos y tecnólogos, y tiene una matrícula de 130 estudiantes de grado y 100 de posgrado.

Boero destacó que los graduados participan en numerosos proyectos de la CNEA, como el Carem, RA-10, el Plan de Medicina Nuclear y la central nuclear Néstor Kirchner (Atucha II).

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


El Balseiro quiere tener el doble de ingenieros nucleares