El “barrabrava” del equipo no define sucesor



De sus propios desafíos electorales para el 2017 y para la sucesión en el 2019, Horacio Quiroga, que no puede repetir como intendente, mantiene abierta la expectativa de un parte de su equipo, al que elogia por su trabajo y al que le gusta conducir como “barrabrava”. Dice que el presidente del Deliberante, David Schlereth puede ser candidato a diputado nacional o tal vez no, que Marcelo Bermúdez podría ser el elegido para ir por la intendencia o también probarse como candidato a concejal el año próximo, al igual que Guillermo Monzani, actual secretario de Obras Públicas.

Sobre la construcción de un frente con Ramón Rioseco del Frente y la Participación, y con Mariano Mansilla de Unión de los Neuquinos, dijo que el proyecto “está vigente, pero sin hacer antiemepenismo”.

“Hay dos partidos muy fuertes. Uno es el MPN y el otro ATE. Son hermanos de leche que maman de la misma teta, que es el Estado. Hay que anteponerle una visión no antiemepenista sino de una provincia que se desarrolle con otros paradigmas”, dijo.


Comentarios


El “barrabrava” del equipo no define sucesor