El barril de crudo revirtió la tendencia y se acerca a los u$s 47

La situación de Yukos e Irak elevaron las cotizaciones del petróleo



Los precios del petróleo, que se habían replegado el lunes tras la victoria del presidente de Venezuela Hugo Chávez en un referéndum sobre su mandato, volvieron a subir ayer marcados por las inquietudes sobre la inestabilidad en Irak y los riesgos de quiebra del gigante petrolero ruso Yukos.

El precio del petróleo terminó en un nuevo récord de cierre este martes en Nueva York, a 46,75 dólares (70 centavos más que el día anterior).

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de crudo de referencia “light sweet crude” para entrega en setiembre ganó 70 centavos de dólares durante la jornada.

El récord de cierre anterior fue alcanzado el viernes pasado: 46,58 dólares por barril. “Las incertidumbres sobre los problemas fiscales de Yukos” persisten, destacó Marshall Steeves, analista del banco Fimat. “Es difícil tener una idea precisa de lo que pasa allá”, consideró este analista.

En Irak, “el oleoducto del sur probablemente va a abrir nuevamente en 48 horas. La actividad podría reiniciarse, pero con la reanudación de actividades militares, nada asegura que eso durará”, destacó Marshall Steeves.

Los operadores se prepararon además para un anuncio hoy por parte del Departamento de Estado de un retroceso de las reservas de crudo la semana pasada en Estados Unidos, debido a perturbaciones provocadas por la tormenta tropical Bonnie y el huracán Charley.

La victoria de Hugo Chávez en el referéndum sobre su mandato el domingo “atenuó los temores de una eventual perturbación de la producción petrolera de Venezuela”, estimada en 2,6 millones de barriles por día (bpd), subrayó Juliette Kerr, analista del centro de investigación World Markets Research Centre (WMRC).

Pero “teniendo en cuenta la falta de capacidad excedentaria de producción de la OPEP, la incertidumbre sobre la oferta de Yukos y los ataques contra las instalaciones petrolíferas en Irak, toda señal de perturbación eventual del aprovisionamiento tiene la capacidad de subir incluso más los precios”, explicó.

Después de ocho días, las exportaciones por el sur de Irak se redujeron a la mitad, a unos 900.000 barriles diarios, debido a las amenazas proferidas por milicianos chiítas al mando de Moqtada Sader contra los oleoductos. Estos hombres sabotearon un pozo de petróleo en esa zona el fin de semana pasado. En este contexto “prevemos un aumento hacia los 47 dólares (en Nueva York) y no descartamos aumentos mayores en caso de una nueva interrupción de las exportaciones iraquíes”, destacó Jim Ritterbusch, analista de Ritterbusch and Associates.

Nota asociada: GUERRA EN IRAK: Al Sader aceptó la mediación que propuso el Papa  

Nota asociada: GUERRA EN IRAK: Al Sader aceptó la mediación que propuso el Papa  


Comentarios


El barril de crudo revirtió la tendencia y se acerca a los u$s 47