"El básquet me cambió totalmente"



VILLA REGINA (AVR) - Mirta Marilina del Cotillo, tiene 35 años, es profesora de inglés y vive en Ingeniero Huergo. Desde pequeña tiene mielo meningoceles, que le afectó el desarrollo de sus piernas, y no usó una silla de ruedas hasta hace muy poco tiempo.

Más puntualmente hasta junio de este año, cuando por primera vez se acercó a las prácticas de básquet en sillas de ruedas que todos los sábados Cripal lleva a cabo en las instalaciones del Polideportivo Cumelén de Regina. Esto la transformó en la primera mujer que integra este conjunto, y pese a su ansias por participar de las competencias, aún no lo puede hacer por no estar calificada dentro del ránquing que debe tener cada equipo para ingresar al campo de juego.

"Llegué al básquet porque me invitó la gente de Apebi cuando se hizo el cuadrangular en julio. En ese momento vine a ver los partidos" cuenta Mirta. Este fue su primer acercamiento al básquet, si bien con anterioridad había practicado yoga y gimnasia con pesas. "Lo veía como que era un equipo de varones. Cuando vi jugar me encantó, me gustó el entusiasmo, la energía y el ambiente que se vive". Ahora está intentando incorporar otras mujeres al equipo, aunque sin resultados positivos, pero no ceja en su esfuerzo porque "esto es más lindo de lo que esperaba, y espero que llegue el sábado para poder venir a entrenar".

Pero sin duda el mayor logró está dado en el aspecto psicofísico porque el deporte "te da vuelta la cabeza, te das cuenta que no sos el único sapo de otro pozo –a mí me hacía falta integrarme con gente de mi pozo– y esto me hacía no aceptar mi discapacidad".


Comentarios


"El básquet me cambió totalmente"