El BCE sale a comprar bonos e inyecta liquidez

Con el apoyo de Alemania, el Banco Central Europeo deja de lado las recetas ortodoxas. Se mantienen algunas dudas en el mercado.





crisis financiera en europa

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, trabaja para alcanzar un consenso sobre una serie de medidas con las que combatir la crisis de deuda de la Eurozona. Intentará de esta manera dar nuevas señales y sostener el respaldó de los mercados de las últimas 48 horas de operaciones, con las bolsas de todo el mundo recuperando pérdidas de las últimas semanas. El máximo responsable del BCE busca apoyos para lograr que el fondo de rescate permanente (MEDE) pueda comprar bonos en el mercado primario. Según informó la agencia Bloomberg, Mario Draghi prevé reunirse con el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, con el que tratará de alcanzar un consenso sobre varias medidas para hacer frente a la escalada de la crisis de deuda. Las medidas en cuestión incluyen la compra de bonos, una nueva operación de refinanciación a largo plazo (LTRO) y más bajadas de tipos de interés. Sin embargo, algunos analistas del mercado aseguran que el BCE todavía no está dando con las medidas de fondo que necesita el sistema financiero europeo y por lo tanto, si no hay correcciones estructurales, los problemas aparecerán en poco tiempo más. El objetivo de la nueva reunión entre el BCE y el Bundesbank sería alcanzar un principio de acuerdo con el presidente de esta última institución sobre esas medidas antes de la reunión mensual de tipos de interés que el BCE celebrará el próximo jueves 2 de agosto. En los dos últimos días, Draghi ha acaparado la atención de los mercados y ha logrado rebajar la presión sobre los mercados de deuda de España e Italia. El presidente del regulador europeo reiteraba el viernes en Londres su apoyo incondicional al euro y aseguraba que el BCE hará “todo lo que sea necesario” para garantizar la supervivencia de la moneda única europea. Con frases como “Europa va a vencer a los mercados” o, “si esto es una cuestión de poder, el euro va a ganar a los mercados”, espolearon las bolsas europeas y reactivaron las compras de euros en el mercado de divisas. Paralelamente, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, respaldaban este viernes al presidente del BCE asegurando que Francia y Alemania están decididas a hacer “todo lo que haga falta” para proteger la zona euro. El ministro de finanzas alemán Wolfgang Schäuble también mostró su apoyo incondicional a la moneda única europea y aseguró acoger “con satisfacción la reciente declaración del presidente Draghi”. Las palabras del titular del BCE han sido interpretadas por los analistas como un anuncio de que el BCE reanudará en los próximos días la compra de bonos de España e Italia para frenar el aumento de la prima de riesgo y los intereses de la deuda de los dos países. Alemania, en un principio, se había opuesto a una mayor intervención del BCE en los mercados alegando que vulnera su mandato y reduce la presión sobre los países para que lleven a cabo los ajustes y reformas prometidos, por lo que la declaración de Schäuble y luego la aparición de Merkel avalando a Draghi suponen un cambio de postura. La semana que viene será clave para definir la tendencia que esta tomando la crisis del euro. Con seguridad, las principales bolsas europeas se anticiparán a los resultados de estas reuniones. (Redacción Central sobre un informe de Expansión.com)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El BCE sale a comprar bonos e inyecta liquidez