#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

El bebé, las hipótesis y el correo electrónico



NEUQUEN (AN)- El destino del bebé que Alejandra llevaba en su vientre es uno de los enigmas más terribles que encierra el crimen de la empleada judicial. Prácticamente no hay antecedentes en el país sobre embarazadas en tan avanzado estado de gravidez que hayan sido asesinadas y despojadas del feto, del cual además no quedaron rastros. Los casos que se conocen son de abortos provocados por episodios de violencia familiar, y por lo general el autor presta auxilio a la víctima aunque luego trate de disfrazar la paliza de caída accidental.

La desaparición del bebé alimentó toda clase de hipótesis, desde un supuesto rito satánico hasta una red de traficantes de niños o de órganos. Ninguna fue probada, aunque se insista con supuestas huidas de enfermeros que no son tales.

Los forenses que declaren hoy en la primera audiencia del juicio tendrán que decir si consideran que el bebé pudo sobrevivir al parto o no. La opinión científica que emitan permitirá cerrar con las especulaciones que se vienen tejiendo desde el primer día.

Al mismo tiempo que se realiza el juicio, la investigación para dar con la criatura -esté viva o muerta- continúa. Y cobró impulso en las últimas semanas, a partir de un correo electrónico anónimo que recibió la familia de la víctima.

Aunque no se pudo descubrir quién lo envió, del contenido del mensaje se deduce que se trata de una persona, posiblemente una mujer joven, que conoce detalles del caso.

Hay una carrera contrarreloj para determinar si lo que dice el correo electrónico es cierto, porque si así fuera, la historia del juicio oral que hoy comienza cambiará dramáticamente.

Nota asociada: CASO ZARZA: Las pruebas científicas son la clave del juicio oral que comienza hoy  


Comentarios


El bebé, las hipótesis y el correo electrónico