El BID confía en una recuperación

Creen que la Argentina "saldrá adelante". Economistas instan a cumplir con el FMI.





Johannesburgo.- El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, se mostró confiado en que la Argentina "va a salir adelante", ratificó que el organismo que preside "no ha interrumpido su relación con el país" y confirmó que "se mantienen los desembolsos de los créditos en ejecución porque tenemos relaciones normales".

En la Argentina, en cambio, diversos economistas trazaron un panorama apocalíptico al sostener que "el país se aparta del mundo día a día" y "va camino a convertirse en un paria".

En una entrevista con la agencia oficial Télam durante su visita a Johannesburgo -en el marco de la Cumbre de Desarrollo Sustentable-, Iglesias abogó para que en las presentes circunstancias, "las relaciones con los organismos internacionales se mantengan".

Recalcó en ese sentido que "nosotros estamos esperando que la regularización de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) nos permita aparecer acompañando para apoyar el paquete que se concrete".

Iglesias enfatizó su postura en relación a que el BID "debe mantener su actividad en ese país, y para ello estamos tratando por todos los medios de acelerar el proyecto, porque es evidente que la crisis afectó a los demás países del Cono Sur, en especial el Uruguay".

"Pero estamos optimistas en cuanto a que los avances hechos y que las negociaciones puedan terminar rápidamente, que es lo mejor para el país y la región; creemos que la Argentina va a salir de sus problemas, y estamos apostando a ello", señaló.

El titular del organismo multilateral de crédito indicó que "la Argentina tiene todas las condiciones para hacerlo, porque el sector real de la economía está intacto, y en algunos casos vigoroso, como es el sector agrícola, de manera que miremos esto como un momento de emergencia, no una situación permanente". Iglesias resaltó el progreso en materia de desarrollo de la productividad agrícola del país gracias a la inversión en ciencia y tecnología "y esa inversión no se termina nunca, hay que seguir insistiendo en ello", instó.

Paralelamente, en Buenos Aires, ayer se conocieron nueva opiniones de economistas sobre la crisis. Manuel Solanet afirmó que la Argentina "agrava" una serie de "problemas subterráneos" y estimó que el país "se aparta del mundo día a día, puesto que está en default y no da señales de negociar con sus acreedores"."Se va convirtiendo en un paria", aseguró.

En tanto, la Fundación Capital afirmó que "la Argentina lejos del Fondo Monetario Internacional, seguirá caminando por la cornisa" y expresó que "con ruido político" se dilata aún más las posibilidades de acordar con el organismo internacional.

"No puede asombrarnos que nuevamente el FMI le diga no a la Argentina, luego de dos semanas plagadas de decisiones e iniciativas incoherentes y descoordinadas", explicó la entidad.

Agregó que "a un triste marco de precariedad institucional, toda vez que el poder ejecutivo se muestra sumamente aislado del resto de los poderes y sin capacidad de impulsar medidas coordinadas que cuenten con el apoyo legislativo y judicial".

El presidente del Banco Ciudad, Roberto Feletti, dijo que "la Argentina no va a recibir crédito externo en cantidades importantes durante mucho tiempo y va a depender mucho de la capacidad de regenerar crédito interno".

Llega una nueva misión del FMI

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegará a Buenos Aires en las próximas horas, luego que el organismo frenó la negociación con el Gobierno, por entender que no hay consenso político y que los últimos fallos judiciales y leyes sancionadas por el Congreso modificaron el escenario económico.

La delegación, que trabajará entre el martes y jueves, estará encabezada por el encargado del caso argentino, John Thornton, quien será acompañado por el jefe de Asuntos Monetarios y Cambiarios Stefan Ingves.

El arribo de una nueva misión se produce en momentos en que la Argentina solicitó al FMI un perdón por no poder cumplir con un vencimiento de 2.700 millones de dólares previsto para el 9 de septiembre.

En la agenda los temas centrales a tratar son la situación del drenaje de fondos por vía de los amparos judiciales, la postergación de la aplicación del CER en los créditos y de la ejecución de morosos y, en particular, cómo y en que plazos se comenzará con la reestructuración del sistema financiero.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, reconoció que los últimos fallos judiciales y decisiones legislativas entorpecieron la negociación con el FMI, por lo que se profundizó la incertidumbre sobre el resultado final de las conversaciones.

Si bien un acuerdo con el FMI no significa más que la prórroga de los vencimientos de este año y de 2003, la firma le permitiría a la Argentina acceder a líneas de crédito ya acordadas con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM).

Desde enero el Gobierno de Eduardo Duhalde intenta cerrar un trato con el organismo pero los distintos plazos que se fueron anunciando para la firma del acuerdo fueron incumplidos.

El declaraciones a la prensa, el vocero del FMI justificó el retraso en que la "situación es muy difícil" y que "los problemas están repartidos por todos lados". (DYN)

Decidirán por recorte del 13%

El gobierno nacional deberá decidir en las próximas horas cual será el mecanismo que empleará para devolver el recorte del 13% que le aplica sobre los haberes de los empleados públicos y jubilados nacionales.

Asimismo, se aguardan novedades desde el Ministerio de Economía respecto a la enunciada emisión de un nuevo bono para cancelar el pago del retroactivo sobre la deuda acumulada por la reducción aplicada desde julio del 2001 a estatales y pasivos.

Según trascendió, esto podría comenzar a ser restituido a partir del 2003 y estaría decidido incorporar en el Presupuesto de ese año las partidas necesarias para restituir el 13 por ciento a los empleados públicos.

El economista Manuel Solanet consideró que el fallo de la Corte plantea una deuda para el Estado nacional de unos 2.500 millones de pesos, los cuales, según admitió Solanet, sería pagada con un bono.

"Estos son parte de los problemas muy serios que van subterráneamente y que no se detienen", dijo el economista por radio América.

Desde la Casa de Gobierno, se señaló días atrás que "es una decisión" del PEN derogar el decreto que, el año pasado, estableció el recorte del 13% en los salarios de la Administración Pública, y que fue declarado inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia la semana pasada.

El criterio que se piensa emplear gira en torno a la concretar la restitución de ese porcentaje de los salarios en el período que va de setiembre a diciembre de este año, y según algunas versiones esto se concretaría por vía de un nuevo bono. (DYN)

Lavagna pronosticó una baja del dólar

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, pronosticó una baja del precio del dólar y manifestó estar conforme con la "estabilización y normalización" que alcanzó la economía argentina "sin el acuerdo" con el Fondo Monetario Internacional.

"El que hoy compre dólares los venderá más baratos", aseveró el ministro en un reportaje publicado ayer por Página 12.

El titular del Palacio de Hacienda añadió que "de ninguna manera" espera que se dispare el dólar "en el corto y mediano plazo".

"Las negociaciones (con el FMI) se han ido prolongado, el apoyo no estuvo, y sin embargo, los dos objetivos iniciales se están dando: estabilizar y normalizar la situación", explicó.

Manifestó que "la verdad es que uno pensaba que iba a ser muy difícil la normalización sin el acuerdo del Fondo. Hoy se ha logrado", dijo.

Para Lavagna, el acuerdo con el FMI "importa para subir más rápido esta cuesta que es muy empinada", aunque consideró que "la vuelta ya la dimos y la dimos solos".

Consideró que "a partir del miércoles pasado se han producido una sucesión de hechos, no ligados al Poder Ejecutivo, que crean incertidumbre: la prórroga del CER, de las ejecuciones, el proyecto Barrionuevo, la decisión de la Corte Suprema sobre el 13 por ciento", entre otras cuestiones.

"La Argentina -dijo- vivió durante muchos años la ficción de que el dólar tenía un nivel tal que cuando uno calculaba el ingreso per capita de los argentinos daba arriba de 9.000 dólares. Ahora con este tipo de cambio tenemos un PBI per cápita de 2000 dólares".

Agregó que "en la medida de que esta administración o la que viene vaya bajando la incertidumbre, seguramente el dólar tendrá un valor real diferente". Lavagna aconsejó efectuar "un depósito a plazo fijo" con los ahorros o fondos que hayan quedado atrapados por el corralito y explicó que "hace dos meses estábamos hablando de que iba a la quiebra el sistema financiero: ahora estamos en la primera etapa, que es volver a recomponer el sistema".(DYN)

Cerraron más de 150 mil comercios este año

El presidente de Fedecámaras, Rubén Manusovich, informó ayer que durante el mes de agosto unos 10.000 negocios debieron bajar la persiana, con lo que suman 152.500 los comercios minoristas cerrados en el año 2002.

En ese mismo período, "lamentablemente, 381.250 personas perdieron sus puestos de trabajo, entre propietario y empleados", informó la entidad mediante un comunicado de prensa.

Como las causas de estas estadísticas, Manusovich dijo que "las ventas en el comercio minorista cayeron desde el 1 de enero pasado en un 80%, la remarcación de precios de productos de la canasta familiar alcanzó un 70%, la nafta aumentó también un 70% y los salarios siguen congelados, enumeró.

"Tal como lo habíamos advertido, en este segundo semestre del año los comerciantes ni siquiera podemos pagar el alquiler, y ahora encima nos quieren aumentar las tarifas de los servicios públicos, algo que no vamos a admitir de ningún modo", añadió. (DYN)


Comentarios


El BID confía en una recuperación