El BID vuelve a aportar fondos por el plomo en San Antonio

Desembolsará 250.000 dólares para el diagnóstico integral de las áreas contaminadas. Técnicos harán también el proyecto de saneamiento ambiental.



Sanear el pasivo ambiental demandará unos 18 meses.

El Banco Interamericano de desarrollo (BID) aportará 250.000 dólares para que técnicos de esa entidad junto a otros profesionales efectúen un diagnóstico integral de las áreas de la ciudad que están contaminadas con plomo y otros metales pesados que generó una empresa fundidora. Elaborarán también un proyecto de saneamiento.

“Es una buena noticia. Una vez que este el diagnóstico y el propósito listo habra que buscar el financiamiento para su ejecución”

Maite Narvarte, biologa de
la multisectorial

La propuesta surge luego de que quedara inconclusa la de remoción y traslado de la escoria acopiada en el ingreso a la ciudad, que años atrás se financió con un crédito de l misma entidad. La firma Taym fue la encargada de la remediación frustrada. No se completó porque la empresa consideró que la contaminación detectada era mayor a lo que indicó el estudio en que se basó su propuesta para erradicar los tóxicos. Ahora, sin intermediación estatal, el BID realizaría este diagnóstico y proyecto para sanear el pasivo ambiental, en un plazo que inicialmente les demandaría 18 meses.

Los metales pesados en cuestión son los que hace décadas abandonó la ex empresa fundidora Geotécnica en el ingreso a la ciudad. El material nocivo para la salud se respira junto al polvo en suspensión y ocasiona distintas dolencias que afectan en especial a la población infantil.

“Es una buena noticia. Una vez que esté el diagnóstico y el proyecto listo habrá que buscar financiamiento para su ejecución, pero tendremos una dimensión real de cómo quedó todo tras la remediación interrumpida” manifestó la bióloga Maite Narvarte, que integra la multisectorial de vecinos que realizan el seguimiento del tema.

Este aporte será importante porque, tras la remoción inconclusa, no sólo se visibilizó que la presencia de plomo era mayor, sino que se detectó la incidencia de una gran cantidad de otros metales asociados a éste. Entre ellos el zinc, que, además, fue incrementando su presencia a medida que el saneamiento avanzaba. Este metal es uno de los que encabezan la lista de tóxicos presentes en la escoria a remover.

La multisectorial, que se reunió la semana pasada debatió sobre la necesidad de que la firma Taym ponga en marcha una acción que encomendó la Justicia. Se trata del pedido de retomar las obras de saneamiento en las calles y veredas de las tres manzanas en las que funcionó la ex fundición. La firma propuso un método para su ejecución que no genera demasiadas certezas acerca de su eficacia. Pero reclaman que, al menos con mejoras y un plan de seguimiento, se concrete de manera urgente, en caso de no existir otra alternativa.
============08_04 Subtítulo Número Dato (10831846)============


Comentarios


El BID vuelve a aportar fondos por el plomo en San Antonio