El calor cedió y le dio un respiro a la red eléctrica regional

Luego de dos días con el sistema al límite, el descenso de la temperatura y el inicio del fin de semana largo disipa los riesgos. Quedó en evidencia la necesidad de inversiones.



#

Juan José Thomes

CIPOLLETTI (AC).- A las 7,25 de la mañana el termómetro bajó hasta los 18 grados, y gerentes, ingenieros y técnicos de las empresas distribuidoras y transportistas de electricidad respiraron aliviados, luego de dos días de funcionamiento de la red regional al límite. El descenso de la temperatura fue clave para que la demanda bajara y se disiparan las preocupaciones, al menos durante este fin de semana largo. No faltó energía porque sobra generación en la zona, con una docena de centrales térmicas e hidroeléctricas. Lo que falta es infraestructura para el transporte y la transformación, acorde con una demanda máxima posible. Está claro que si el miércoles y el jueves los grandes usuarios no bajaban la demanda, la red colapsaba. Para empresas petroleras, grandes comerciantes e industrias (a los que les pidieron reducir su demanda), achicarse por unas horas significó una pérdida económica que nadie les reconocerá, aunque, a cambio, obtuvieron el beneficio de que ninguna línea salió de servicio por demasiado tiempo ni colapsó una estación transformadora, lo que habría creado daños mayores. Quedó en evidencia en esta pequeña crisis que la estación transformadora Alto Valle (era de Agua y Energía y ahora la opera el EPEN) tiene demasiados años como para abastecer a parte de Neuquén y parte de Cipolletti con su potencia nominal. Son equipos con muchos años de funcionamiento que no está preparados para la combinación de la alta demanda y el calor extremo. La estación transformadora General Roca está en un sitio ideal, en el centro justo de la demanda de la ciudad, pero su cercanía con el hospital impide pensar en ampliaciones y en la instalación de equipos generadores a gasoil. Para Edersa, se hace cada vez más necesaria la construcción de una estación transformadora en Allen, que por ahora toma el suministro desde Cipolletti y desde Roca. Mientras la línea de alta tensión entre Valle Medio y Villa Regina no esté terminada, el Alto Valle seguirá complicado, aunque la entrada en servicio de la central térmica Roca mejoró notablemente los niveles de tensión del tendido.

Si no hubiera existido un uso racional de la electricidad durante esos dos días, la red habría colapsado.


Comentarios


El calor cedió y le dio un respiro a la red eléctrica regional