El "calor de la calle" lo espera

SAO PAULO (AFP) - Cuando Bush, se reúna esta semana con dirigentes de países latinoamericanos deberá enfrentar las protestas callejeras de los grupos y asociaciones que en la región se oponen a sus políticas.

En Brasil, el partido del presidente, el Partido de los Trabajadores (PT) del presidente Lula, "tiene su propia opinión y expresará su desacuerdo con la conducta de Estados Unidos en el mundo", dijo el presidente de la formación, Ricardo Berzoini. Hoy también es el Día Internacional de la Mujer y las sindicalistas planifican su propia protesta anti-Bush en Sao Paulo, según la Central Unica de Trabajadores.

En Uruguay, están previstas el viernes dos manifestaciones de protesta: una organizada por la central sindical PIT-CNT y otra por la "Coordinadora Anti-imperialista", que nuclea a grupos radicales de izquierda. Los mexicanos iniciarán sus protestas mañana en Mérida, bastante antes de la llegada de Bush, que tendrá lugar el lunes próximo, cuando se reunirá con el presidente conservador Felipe Calderón. La Red Anti-Guerra mexicana tiene previsto protestar en Ciudad de México . Una de las protestas más importantes tendrá lugar en Argentina, donde l presidente venezolano, Hugo Chávez, un crítico feroz de Bush, participará en un mítin "anti-imperialista" en Buenos Aires.

" Gracias de un diario. "Gracias señor Chávez", exclamó ayer el influyente diario The New York Times, al agradecer irónicamente al presidente venezolano haber forzado al gobierno del presidente George W. Bush a elaborar "una política más progresista" para América Latina. "Si es necesario que la demagogia de Chávez fuerce a Washington a adoptar una política más progresista para la región, pues que así sea", afirmó el diario, que llamó a Bush a "garantizar que los beneficios del comercio y de las inversiones alcancen a los pobres de la ciudad y del campo y no a la habitual élite".


Comentarios


El «calor de la calle» lo espera