El cambio horario suscita más rechazo que adhesión



Pocas adhesiones, al menos entre los sectores empresarios y gubernamentales, cosecha hasta el momento el cambio de hora decretado por la Nación. Río Negro y Neuquén no decidieron.

Ante la inminencia del cambio de hora dispuesto por el gobierno nacional, las provincias de Río Negro y Neuquén no tienen aún una posición oficial tomada aunque no se descarta que pudieran sumarse a los otros cinco estados argentinos que se oponen a la medida. Hasta el momento se habían manifestado contra la iniciativa Santa Fe, San Luis y Salta y ahora se sumaron Buenos Aires y Misiones

El sábado a la medianoche habrá que atrasar una hora los relojes por aplicación de una ley nacional que rige desde 1999, de adecuación a un huso horario, pero que recién ahora se aplica.

La medida significará que el inicio de la actividad burocrática y comercial en el país será más luminoso por la mañana pero en la región esto significará que será noche cerrada poco después de las 17.

Por lo que se pudo averiguar , el gobierno neuquino, como hace 11 años, está estudiando rebelarse contra el cambio de horario impulsado por la Nación. Para ello, tiene el apoyo de los comerciantes y empresarios, una de cuyas cámaras, Acipan, pidió ayer a la secretaría de Energía nacional que suspenda la medida.

En tanto, Río Negro cumplirá desde el próximo domingo con el cambio del huso horario y sólo tomará alguna decisión contraria si hay coincidencias con otras provincias. El gobernador Pablo Verani se mostró ayer despreocupado por esta modificación. "No he evaluado todavía la cuestión", afirmó a "Río Negro" cuando lo anotició que algunos gobiernos anticiparon que desconocerán esa decisión. "La provincia -agregó- no tomará ninguna decisión unilateral, lo hablaremos con otros gobernadores".

Casualmente, el mandatario se reunirá hoy en Capital Federal con sus pares de la Alianza. Si bien convocada por el Jefe de Gabinete, Chrystian Colombo por otras cuestiones, esa reunión gubernamental servirá además a los mandatarios para intercambiar opiniones de la modificación horaria.

En Neuquén

Un vocero del gobierno reveló ayer a "Río Negro" que Neuquén estudia el dictado de un decreto que mantenga la hora tal como está. Para ello, ya comenzaron a reunir antecedentes y analizar las cuestiones legales.

No lo dijo el vocero consultado, pero fuentes oficiales confiaron que esperan la opinión del gobernador, que regresa hoy al país de una gira por Francia y Portugal, para tomar la decisión.

Por ahora, en Neuquén el sol sale a las 8:52 y se pone a las 18:16, pero una vez atrasados los relojes el sol asomará a las 7:52 y se ocultará a las 17:16.

"El atraso de la hora es perjudicial para el comercio, la industria y la población", le dijo el presidente de Acipan, Gerardo Salvadó, al secretario de Energía de la Nación, Alejandro Sruoga, en un nota enviada ayer.

"Al oscurecer más temprano, las pymes están obligadas a encender las luces y, por lo tanto, se encarecen los costos", añadió el dirigente, que es hermano del subsecretario General de la Gobernación y sobrino del gobernador Jorge Sobisch.

La medida -continuó- "también repercute en la venta: con la ola de asaltos y violencia que se vive, el consumidor regresa a su casa para evitar estar en las calles en horas de la noche y, por lo tanto, no compra".

Las Cámaras

Mientras tanto, la Cámara de Comercio de Viedma no tiene posición tomada pero se admite que en los próximos días reunirá a sus asociados para considerar cómo afectará este cambio del huso horario. Por lo pronto, distintos negocios ya anticiparon el cierre a partir de las 19.30 ó 20 contra los actuales 20.30 a 21. Aún así, otras firmas de Viedma esperarán cuál será la actitud de la gente con la reforma y, además, considerando que desde hoy -inicio del invierno- se advertirá diariamente mayor luz solar.

Sin embargo ya hay Cámaras, como la CAIC de Roca, que han solicitado al gobernador "la suspensión del cambio de hora oficial". La entidad dice que la medida no significará un ahorro energético y que será perjudicial para el comercio y la industria.

Rebeldes con el reloj

NEUQUEN (AN) - En 1990 ocurrió algo parecido, pero en el sentido contrario de las agujas del reloj.

El gobierno nacional había dispuesto un adelantamiento del horario y, en pleno diciembre, el sol se mantenía en el horizonte hasta pasadas las 22 en esta zona del país.

El gobierno de ese entonces, conducido por Pedro Salvatori, dispuso, por decreto, regresar al huso horario anterior, y los neuquinos atrasaron 60 minutos sus relojes el primero de diciembre de 1990.

Lo mismo hizo la administración provincial rionegrina, justo cuando la municipalidad de Cipolletti se disponía a hacerlo por su cuenta.

No fueron Neuquén y Río Negro las únicas provincias rebeldes con el reloj: casi toda la franja andina del país convivió con el resto de Argentina con horarios diferentes.

"Miles de quejas"

El defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, reclamó ayer al Gobierno nacional no modificar la hora el domingo.

Aunque todavía no se confirmó oficialmente si el domingo 24 de junio se deberá atrasar los relojes una hora, Mondino le recomendó al jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, establecer una prórroga de esa iniciativa, que fue criticada desde varios sectores.

Mondino indicó que ha recibido "miles de quejas contra la modificación de la hora oficial por parte de los usuarios, quienes expresaron que si se llega a concretar esa medida deberán consumir energía eléctrica, resultando afectados económicamente".

Ayer, el jefe del bloque de diputados porteños de Encuentro por la Ciudad, Jorge Argüello, presentó un proyecto de ley para que el Gobierno local no se adhiera al cambio.

También se conoció que el gobierno de Córdoba le pediría al presidente Fernando De la Rúa que se deje sin efecto la decisión de atrasar la hora si la idea de mantener el sistema actual es consensuada por distintas cámaras empresarias de esa provincia. (Infosic, DyN)


Comentarios


El cambio horario suscita más rechazo que adhesión