El campeón comenzó pisando fuerte

San Lorenzo estrenó su título con una goleada frente a Nueva Chicago.



San Lorenzo empezó anoche el camino en procura de la ratificación con una goleada ante Nueva Chicago 3-0 en Caballito, donde los recientemente ascendidos fueron locales.

El correntino Guillermo Franco logró de cabeza el primer gol para los campeones del torneo Clausura, a los 9 minutos del segundo tiempo.

El veterano armador Leonardo Rodríguez consolidó la victoria mediante un remate desde fuera del área que se desvió en un adversario, a los 32, justo cuando se complicaba la situación por la reacción de Chicago.

La goleada llegó por un ingreso veloz y sorprendente de Félix Benito para recoger un tiro libre que envió Leo Rodríguez, a los 38.

Los dos equipos dispusieron de un fuerte respaldo popular, consecuencia directa de las satisfacciones que repartieron en el final de la temporada última.

Chicago debutó en esta nueva etapa en la categoría principal con un equipo que durante todo el primer período se mostró ordenado, concentrado y capaz de inquietar al rival, en especial por las corridas de Martín Mandra, quien volvió del fútbol griego, y el oficial de Oscar Gómez.

San Lorenzo centralizó mucho el juego porque adelante Bernardo Romeo y Alberto Acosta esta vez de ninguna manera consiguieron sincronizar sus movimientos.

Tanto Romeo como el “Beto” Acosta estuvieron cerca de definir frente al arco de Flavio Frangella, pero las oportunidades se les escaparon.

Otra chance importante para San Lorenzo la generó el conductor Leandro Romagnoli, quien tomó el balón en tres cuartos de la cancha, avanzó y remató con potencia, pero hubo un rebote en el poste derecho. En esa misma acción quedó la duda si le cometieron una infracción desde atrás a Acosta cuando intentó definir.

Ni bien comenzó el segundo tiempo Romagnoli tiró fuerte y a la izquierda del guardavalla, pero rechazó Flavio Frangella.

Se notó pronto que San Lorenzo dominaba con mayor facilidad, que a Chicago le costaba más contener al campeón y que Franco se imponía en cada centro aéreo y justamente así se produjo el desnivel en el marcador.

Los de Matadores respondieron, Mandra y Gómez aumentaron la preocupación de la defensa azulgrana, pero con el segundo gol, el del disparo de Rodríguez y la colaboración de la fortuna, el pleito quedó resuelto.

El 2-0 era lógico, pero apareció Benito y consiguió la exageración en el tanteador.

El “Santo” demostró que está por buen camino como para soñar con estar bien arriba.


Comentarios


El campeón comenzó pisando fuerte