El Canje largará el lunes y puede alcanzar 60.000 millones

El Fondo instó a que se logre un acuerdo global. El gobierno busca un gran ahorro y baja de tasas.



El gobierno comenzará el próximo lunes a recibir las ofertas para el primer tramo de canje de deuda, que alcanza a 79 títulos por un total de 60.000 millones de dólares, anunció ayer el ministro de Economía, Domingo Cavallo.

Las suscripciones para el tramo local del canje se realizarán entre el 19 y el 23 de noviembre para los bancos y compañías privadas, mientras que los minoristas podrán hacerlo hasta el 30 de noviembre.

Desde Washington, la poderosa voz del director gerente del FMI, Horst Köhler trajo aliento, ya que instó al gobierno y a sus acreedores a que lleguen a “un acuerdo global” que atienda las necesidades financieras inmediatas del país”.

Luego agregó que el acuerdo entre las partes debería atender también a las metas a más largo plazo para el restablecimiento de la confianza en la Argentina y mantenimiento de las políticas sanas”.

Pese a sus dichos de aliento, el FMI anunció que no enviará una misión técnica al país hasta que no haya más información sobre el acuerdo logrado entre la Nación y las provincias respecto a la coparticipación. (Ver “El FMI…”)

Pero las voces de Köhler y del secretario del Tesoro de EE.UU. Paul O`Neill -dijo ayer que “la situación Argentina es bastante alentadora”, sirvieron para darle algo de alivio a la Bolsa porteña, que subió 2, 64%. Al riesgo país no hay cómo frenarlo. Batió otro récord y se ubicó en 2.678 puntos (ver pág 24)

“Esta es una operación en la que ganamos todos los argentinos y en la que le daremos seguridad de cobro a nuestros inversores”, dijo Cavallo en conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, al anunciar las condiciones generales de esta operación.

Tras un gran ahorro

El gobierno busca con esta reestructuración de la deuda y la de las provincias, ahorrar el año próximo 4.000 millones de dólares en concepto de pago de intereses.

Además, impulsa una fuerte baja de las tasas de interés a todo nivel, partiendo de refinanciar la deuda pública a títulos que pagan intereses del 20%, por préstamos no mayores al 7%.

Cavallo estuvo acompañado por el secretario de Finanzas, Daniel Marx, y el subsecretario de Financiamiento, Gustavo Stafforini.

El ministro explicó que hoy arribará a Canadá, donde se desarrollará la reunión anual del Banco Mundial y el FMI, y dijo que allí “buscaremos los apoyos necesarios para el crecimiento de Argentina”. (Ver aparte)

Luego de la introducción, Cavallo se retiró y tomó la palabra Marx, quien destacó que en esta operación, de la que participan 79 títulos por 60.000 millones de dólares, “no hay un monto preestablecido”.

Para considerar este canje exitoso, “cualquier monto que se ofrezca estará bien”, afirmó el viceministro de Economía.

El lunes la Secretaría de Finanzas recibirá las ofertas de entradas y salidas de remesas de dinero que tiene algún paso por afuera de los circuitos financieros”.

Por otra lado se propone un mecanismo de control de las sociedades offshore donde consten las actividades que desarrollan en el país, y que este registro funcione en el ámbito de la AFIP, o el Banco Central, emitir una resolución del cuerpo para reclamar al gobierno “la urgente constitución efectiva de la Unidad de Información Financiera, dotandola de recursos y atribuciones necesarias”.

También proponen los radicales plantear al Gobierno “condicionar” un eventual blanqueo de capitales “a la exigencia de licitud del origen de los fondos que deberá estar acreditado”, la ratificación de nuestro país de la Convención de la Asamblea General de las Naciones Unidas para la Represión de la financiación del Terrorismo y la firma de convenios de cooperación internacional.

(Télam, DYN y Reuters)

Acreedores impasibles

NUEVA YORK.- Los tenedores internacionales de bonos de Argentina, impasibles ante los argumentos de que para proteger el sistema financiero del país deberían permanecer en segunda línea, detrás de los inversores locales, se preparaban ayer para una batalla legal no sólo con el gobierno, sino también con el FMI.

Un comité de unos 10 grandes tenedores de deuda argentina fue formado en el ámbito de la Asociación de Acreedores de Mercados Emergentes (EMCA por sus siglas en inglés) para asegurar su lugar en la mesa de negociaciones cuando el país reestructure su deuda internacional, dijo el portavoz de EMCA, Hans Humes, gerente del fondo Van Eck Emerging Market Funds. “Todos en nuestro lado de la mesa reconocen que no sólo Argentina, sino también los multilaterales, estarán discutiendo desde el punto de vista de hacer una reprogramación de deuda que asegure la viabilidad a largo plazo del país”, dijo Humes.

“Pero no es trabajo de los acreedores estructurar la viabilidad de largo plazo del país. El trabajo de los acreedores es obtener un retorno de sus inversiones originales”, agregó.

(Reuters)


Comentarios


El Canje largará el lunes y puede alcanzar 60.000 millones