El caso argentino no está en la agenda inmediata del FMI

El titular del Fondo, Rodrigo Ratto, dijo que el gobierno debe acordar





El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, admitió ayer públicamente que el organismo no tiene programado tratar el caso argentino en los próximos días e insistió en que el país necesita alcanzar un acuerdo con los acreedores privados para sostener el crecimiento de la economía.

«No está agendada (la revisión)», contestó directamente Rato al ser consultado sobre si el staff del FMI tenía en carpeta la evaluación de la tercera revisión del programa vigente antes del receso por vacaciones que comenzará el próximo viernes 6 de agosto.

El director gerente del FMI formuló declaraciones -reproducidas por agencias internacionales- en Gabón, en el marco de una gira que está realizando por África.

De esta manera quedó oficialmente confirmado que la auditoría no podrá ser estudiada antes de setiembre y su tratamiento comenzará a correr en paralelo con las discusiones que fijarán los niveles de superávit primario para 2005 y 2006.

No obstante, ni el FMI ni el Gobierno argentino informaron sobre qué sucederá con los vencimientos que debe afrontar el país y con los reintegros comprometidos por parte del organismo.

Rato reveló que «el gobierno argentino ha expresado que algunas de las reformas estructurales han sido demoradas por los procedimientos parlamentarios». En ese marco el tema más controvertido es la falta de un avanzado proyecto de ley de coparticipación federal de impuestos, que el gobierno intenta compensar con la sanción de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

El titular del FMI consideró que «en un sentido es comprensible (la demora)», pero enseguida recalcó que «también tenemos que subrayar la necesidad de esas reformas estructurales para que la economía no pierda impulso».

Inmediatamente insistió en que la Argentina tiene que «haber restablecido la situación con sus acreedores» para «retornar al mercado de capitales» y de esta forma sustentar el crecimiento.

La tercera revisión del acuerdo debía haberse completado en julio, pero por presión de algunos países miembros del Grupo de los 7 -Gran Bretaña, Japón y Alemania, especialmente- el Directorio del FMI frenó su tratamiento.

nemos que subrayar la necesidad de esas reformas estructurales para que la economía no pierda impulso».

Inmediatamente insistió en que la Argentina tiene que «haber restablecido la situación con sus acreedores» para «retornar al mercado de capitales» y de esta forma sustentar el crecimiento.

La tercera revisión del acuerdo debía haberse completado en julio, pero por presión de algunos países miembros del Grupo de los 7 -Gran Bretaña, Japón y Alemania, especialmente- el Directorio del FMI frenó su tratamiento.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El caso argentino no está en la agenda inmediata del FMI