El caso debilitó a los "halcones" y permite aflojar el embargo

Washington (dpa).- Luego de casi 40 años de amargas hostilidades contra el régimen comunista de Fidel Castro, el embargo de Estados Unidos comienza a tambalear. Los enemigos del líder de la revolución cubana en el Congreso en Washington abandonaron su postura y acordaron permitir ahora el envío de alimentos y medicamentos a la isla.

Como ningún otro factor, el drama por la tenencia del "balserito" cubano Elián González, quien ayer regresó a su hogar, contribuyó con la puesta en movimiento del estancado frente cubano-estadounidense.

Nadie pensó en este final cuando el niño de seis años fue rescatado de las aguas del Atlántico en noviembre de 1999, frente a las costas de Florida.

La lucha de los familiares de Elián exiliados en Miami contra la "reunión" del pequeño con su padre, Juan Miguel González, y la participación que tomó en este proceso la opinión pública debilitaron a los "halcones" en EE.UU. Cuando a esto se le sumaron fuertes intereses comerciales del sector económico, terminaron dando el brazo a torcer.

En Cuba aguarda un mercado potencial de entre 700 y 1.000 millones de dólares en exportaciones agrarias. "Este es un cambio fundamental en la política exterior estadounidense", sostuvo el diputado republicano George Nethercutt. Sin embargo, hasta la total normalización de las relaciones falta aún un buen trecho.

Tras la revolución cubana, en 1960, Estados Unidos impuso el embargo económico contra Cuba. En los años '90 se endurecieron aún más las sanciones. En marzo de 1996, Clinton firmó contra su voluntad la ley Helms-Burton, que permite demandar ante la Justicia contra aquellas empresas, incluso extranjeras, que usufructúen propiedades confiscadas a estadounidenses por el régimen cubano. Recién el año pasado comenzó un clima de "deshielo", cuando organizaciones privadas cubanas pudieron comprar abono y maquinaria agrícola. En 1999 el Senado aprobó la liberación de las exportaciones de alimentos y medicinas. Y ahora se quebró la resistencia en la Cámara de Representantes.

Los adversarios de Castro en Miami han levantado su voz en contra de una moderación del embargo. No obstante, el alivio de las sanciones tendrá en principio un valor más bien simbólico, dado que las exportaciones a la isla estarán sujetas a condiciones muy estrictas para Cuba: La Habana tendrá que pagar al contado los productos que adquiera y ni el gobierno ni los bancos estadounidenses podrán concederle créditos. También está prohibido el trueque de productos.

Sin embargo, la decisión fortalece una tendencia que socava la obstinación de los exiliados cubanos radicales a favor del boicot. Los 1,25 millones de ciudadanos estadounidenses de origen cubano no conforman ya un bloque anticastrista sólido, aun cuando en su mayoría rechazan el sistema comunista cubano. Los últimos años se han creado también organizaciones que abogan por entablar un diálogo. Asimismo, los cubanos exiliados son a pesar de las críticas el mayor sostén económico de la isla; los envíos de dinero a sus parientes allí rondan los mil millones de dólares anuales. (DPA)

Decepción en Miami

Miami, EE.UU.(EFE).- Los familiares en Miami de Elián González están decepcionados con el desenlace del caso, pero respetan el mandato de la ley, dijo Armando Gutiérrez, portavoz de la familia.

Gutiérrez informó, en una conferencia de prensa donde no participaron los familiares, que están "tristes" porque consideran que la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de EEUU "no es la correcta, pero la aceptan"."Están devastados porque Elián está regresando a un país donde nunca será libre, donde su padre nunca le dará la libertad que su madre, Elizabeth Brotons, quería para él y que murió por eso. Pero debemos obedecer la ley", dijo Gutiérrez, tratando de contener las lágrimas.

Roger Bernstein, otro de los abogados de los familiares, dijo que esperaba que Elián regresara a Estados Unidos, "pero no en una balsa con su padre".

Jeb Bush, gobernador del estado de Florida, por su parte, dijo que estaba "entristecido por cómo ha terminado esto (el caso del menor)".

Decenas de cubanos concentrados en la "Pequeña Habana", observaron con frustración y tristeza la partida de Elián Algunas personas lloraron cuando vieron al avión despegar rumbo a La Habana. Pero no se generaron incidentes Para Ninoska Pérez, la portavoz de la influyente Fundación Nacional Cubano Americana, "es lamentable que un niño que logró llegar a EEUU y que su madre murió en ese intento, sea devuelto a un sistema que le privará de sus libertades más esenciales".(EFE)

Fiesta en La Habana

Cuando tocaron suelo cubano el miércoles, Elián González y su padre, Juan Miguel, culminaron una odisea de siete meses que los transformó de ciudadanos anónimos en héroes inesperados de la perdurable revolución socialista de Cuba.

Los insistentes llamados oficiales a "conservar la serenidad" ante el anuncio del pronto regreso de Elián González no pueden contener la alegría que se observa en la población, que respaldó masiva y diariamente su retorno a Cuba.

Dolores Otero, una dependiente de un comercio privado, dijo que "hoy es uno de los días más alegres de mi vida, sólo espero que Elián llegue a La Habana".

Visiblemente emocionada, la ex voleibolista de 52 años dijo haber "tenido fe en que ninguna maniobra leguleya de los parientes de Miami, apoyados por la mafia de la Fundación Nacional Cubano- Americana, podría impedir que se hiciera justicia".

Por su parte, Vicente Fernández, un jubilado del sector del Transporte, calificó de "un absurdo que duró siete meses" el que no se hubiera devuelto en noviembre pasado al "balserito", que "aún no ha podido llorar la muerte de su madre". (DPA)


Comentarios


El caso debilitó a los "halcones" y permite aflojar el embargo