El caso San Lorenzo en Diputados

Preocupa a los legisladores la situación planteada por el posible gerenciamiento

BUENOS AIRES (DyN) - La comisión de Deportes de la Cámara de Diputados manifestó ayer al presidente del club San Lorenzo Fernando Miele, su "preocupación" por el desconocimiento que tienen los asambleistas del contrato que impulsa con la firma ISL por el uso comercial de la imagen del club.

En la reunión que se realizó ayer se dio cuenta de varias versiones del convenio que el club está negociando con la empresa y, en general, todas suscitaron críticas de socios opositores presentes, periodistas de audiciones partidarias y algunos diputados.

"Nosotros entendemos que el fútbol necesita incorporar el capital privado pero queremos que sea con equilibrio, y esto está instalado en este contrato con gran confusión", dijo el presidente del cuerpo, Daniel Scioli (PJ).

Además, admitió que es necesario acelerar la aprobación de una legislación que dé marco jurídico a la participación privada en los clubes para evitar "privatizaciones encubiertas".

Miele, por su parte, aseguró que el "short form" que se pondrá a consideración en la asamblea de representantes de los socios que se realizará el 30 de noviembre "está en conocimiento de los asambleístas desde hace 90 días".

A partir de esa forma, el titular de San Lorenzo indicó que la asamblea tendrá que discutir los cambios estructurales que luego el club propondrá a ISL para que se concrete el contrato.

Dicho acuerdo entrega a la empresa todos los derechos para explotar la imagen del club en los distintos soportes audio visuales y gráficos, así como da derecho sobre la vestimenta, la pelota, la estética del estadio y todo lo que tenga que ver con el merchandising de la entidad.

A la reunión que se realizó en la comisión asistieron socios y miembros de la conducción del club del oficialismo y la oposición, por lo cual se transformó por momentos en una suerte de asamblea en la que no faltaron enfrentamientos que casi llegan a las manos.

El diputado José Luis Lanza (Al.) llamó la atención de que en la versión del contrato que poseía decía que la corte de Zurich tendrá competencia para dirimir controversias, y que las presentaciones tendrían que hacerse en inglés.

Miele dijo que ése no era el texto del contrato entregado a los socios.

El socio opositor Miguel Matta protestó a viva voz porque "lo que recibimos los asambleistas tiene cambiados los porcentajes y los plazos y no sabemos si es un contrato, un convenio, una carta de intención o un principio de ejecución".

La conducción de San Lorenzo rechazó las objeciones e insistió en que el contenido del contrato corto que se analizará en la asamblea es correcto.

Además, Miele ratificó que no se pospondrá la asamblea prevista para el 30 de noviembre, porque "la empresa no va a esperar".

El presidente del club explicó que el contrato se empezaría a renegociar a los 6 años y a cabo de 2 años de tratativas, el club podría prorrogar la licencia por 10 años más.


Comentarios


El caso San Lorenzo en Diputados