El castillo de Drácula, a la venta

Desde ayer se puede comprar la misteriosa fortaleza de Rumania.



BUCAREST (AP) -Uno de los herederos de la realeza rumana puso ayer a la venta la fortaleza más conocida como "El castillo de Drácula'', ubicado en Rumania.

El Castillo Bran se encuentra en Transilvania, en la cima de un acantilado cerca de las montañas Brasovia, en la región central de Rumania. Y es una importante atracción turística.

El castillo fue construido en 1212 por los caballeros teutónicos como una fortaleza contra la invasión de los turcos otomanos. Y la leyenda sostiene que el despiadado Vlad, "el empalador", pasó una noche en el siglo XIV en el castillo. De allí, la leyenda saltó a a las páginas que escribió Bram Stoker, en 1897: "Drácula".

La familia real se mudó al castillo en los años 1920, pero el régimen comunista se lo confiscó a la princesa Ileana en 1948 y recién pudo regresar en 1990.

La fortaleza es ahora un museo. Pero evidentemente, la familia Habusburg quiere desprenderse de ella. Ayer, comenzaron a ofrecer el castillo formalmente aunque no se se reveló su precio.

Después de ser restaurado a finales de los '80, y tras la caída del comunismo en Rumania, el castillo se hizo popular como una atracción turística conocida como "Castillo de Drácula''.

Los dueños actuales son Dominic von Habsburg, diseñador industrial que vive en Nueva York, y sus hermanas Elisabeth Sandhofer y María Magdalena Holzhausen, que viven en Austria.

El gobierno rumano descartó hace un año los planes de construir un parque temático del Conde Drácula cerca de Bucarest, diciendo que la compañía rumana que se esperaba que lo construyera no consiguió el dinero para la inversión que prometió.

El año pasado Habsburg, de 69 años, ofreció venderlo a las autoridades locales por 80 millones de dólares, pero la oferta fue rechazada.

Ahora, para poder venderlo, buscaron a una firma norteamericana. El cambio se debe a la falta de ofertas atractivas. Se atribuye el poco interés que despertó esta rareza histórica a la infinidad de leyendas que circulan sobre esta construcción que ahuyenta a los compradores.

Los terrenos que rodean a la fortaleza en la cima de una colina ofrecen la posibilidad de construir hoteles, aunque la familia insiste en que el castillo se mantenga intacto como parte de cualquier contrato de venta, dijo el presidente de la inmobiliaria Baytree, Michael Gardner, en una entrevista.

"La propiedad es absolutamente hermosa", dijo Gardner. "Siempre y cuando se mantenga el castillo y la historia se conserve intacta, no pienso que alguien vaya a tener algún problema". Ahora habrá que ver quién se anima a comprarlo.


Comentarios


El castillo de Drácula, a la venta