El Centro Atómico avanza en la detección del cáncer



Científicos desarrollaron un nuevo método.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB) – Científicos del Centro Atómico Bariloche (CAB) trabajan en un nuevo método para la detección del cáncer, basado en la reacción que tienen las células humanas al paso de la electricidad, para su futura aplicación médica en diagnósticos tempranos de la enfermedad.

El “sistema de medición eléctrica de células” desarrollado se encuentra en un estadío experimental. Su uso médico dependerá de la etapa de “certificación de la efectividad del método” que se iniciará con estudiosos de la Fundación Escuela de Medicina Nuclear de Mendoza (Fues-men).

El grupo interdisciplinario de investigación que lidera Fabián Bonetto pudo determinar que las células sanas ofrecen una mayor resistencia al paso del fluido eléctrico que las enfermas.

Bonetto explicó a “Río Negro” que “la medición desarrollada se aplica sobre biopsias y no sobre personas como las tomografías” y señaló que se “permitirá detectar la enfermedad en bajas concentraciones de células cancerosas” cuya presencia puede pasar inadvertida en los estudios tradicionales.

En los estudios realizados la distinción de células se alcanzó en un lapso de tres horas, pero hasta ahora se trabajó sobre cultivos de tejidos sanos y cancerígenos por separado.

Nueva etapa

En la nueva etapa de investigación que se abre con la Fundación de estudios médicos mendocina, el método se aplicará sobre biopsias complejas. “El objetivo sería el mismo pero tendríamos respuestas más concretas en cuanto al porcentaje de fallas y el tiempo mínimo que tarda desde que se consigue la biopsia hasta que está el resultado del método” indicó. La meta de los científicos es alcanzar el diagnóstico de la enfermedad en tres a cinco horas máximo.

El jefe del equipo científico –que además está integrado por la bióloga Mariana Tadey y el ingeniero nuclear Matías García– detalló que el método está consolidado en sus aspectos técnicos y biológicos y que ahora resta profundizar la faceta médica que “hace otro tipo de preguntas”.

En la próxima etapa de la investigación se realizarán estadísticas en base a “pruebas ciegas” –en las que se resguardará la identidad del paciente– comparadas con las metodologías tradicionales de patología para “simular a la labor del patólogo pero dentro de una caja negra”. Bonetto es doctor en ingeniería, investigador del Conicet y el CAB y profesor del Instituto Balseiro. “La ventaja de continuar los estudios con la fundación mendocina Fuesmen es que tienen probablemente los equipos de más alta tecnología para tratamiento y diagnóstico de cáncer en la Argentina” dijo.

Este trabajo desarrollado a los largo de tres años es una de las vertientes desarrolladas por el grupo de cavitación y biotecnología del Centro Atómico Bariloche que dirige Bonetto.

El “sistema de medición eléctrica de células” se inició con un subsidio de la Cooperativa de Electricidad Bariloche y posteriormente se financió con reintegros de otras investigaciones realizadas en el marco de la ley de innovación tecnológica por el grupo madre.

Bonetto distinguió su trabajo de la investigación desarrollada por otro grupo de científicos del CAB para la curación del cáncer indicando que se trata de distintas líneas de estudio que cuentan además con fuentes de financiamiento diferenciadas.


Comentarios


El Centro Atómico avanza en la detección del cáncer