El Centro de Abuelos no está desprotegido



SIERRA GRANDE (ASG).- Un grupo de ex trabajadores de Hipasam no dudó en arremangarse y ponerse a trabajar cuando vieron que en el Centro de Abuelos de la ciudad el edificio se caía a pedazos. Este centro que conduce Elena Serrano, mujer comprometida con la causa y en el que colaboran además otros vecinos, tiene como meta contener a los abuelos de escasos recursos.

Al principio el lugar solo era de reuniones y fiestas pero ante la necesidad de vivienda y un plato de comida Elena y sus colaboradores decidieron trabajar duro para acondicionar el lugar y conseguir del Estado un comedor para los abuelos.

El objetivo se logró, existe un comedor para los abuelos, se preparan viandas para los que no pueden acercarse al lugar y otros ante la falta de vivienda viven en el lugar, pero a medida que el centro fue creciendo fueron aumentando las necesidades.

Días atrás un grupo de ex trabajadores de Hipasam, entre ellos los nuevos jubilados, llegaron al lugar a entregar una bandera de ceremonias que había donado el senador Pichetto para los abuelos, pero palparon que no solo hacía falta una enseña patria sino varias obras que permitan mejorar la calidad de vivienda de los ancianos.

En estos días varios de ellos se calzaron el mameluco y comenzaron a reconstruir paredes, arreglar cloacas, a poner protectores en los cables que estaban sueltos y a la intemperie, cambiaron los focos que colgaban por tubos fluorescentes y hasta levantaron una pared.

Estos vecinos cambiaron horas de café por una actitud que sin dudas los abuelos les van a agradecer. Incluso al

gunos, como el Gringo Herman, sale de su empleo en la Minera se vuelve calzar el overol y se suma a colaborar con los abuelos.


Comentarios


El Centro de Abuelos no está desprotegido