El cerro Otto, otro atractivo invernal para el turista

Cientos de visitantes disfrutan del paisaje a pocos kilómetros del centro de Bariloche.



#

El cerro Otto permite disfrutar de una buena parte de la ciudad y del Parque Nacional Nahuel Huapi.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- En la cumbre de la montaña más alta del ejido municipal se emplaza un atractivo complejo turístico, que tiene una exclusiva pista de trineos, una confitería giratoria y una galería de arte. Diariamente recibe a centenares de turistas que disfrutan de sus propuestas recreativas, en especial de los juegos en la nieve. El predio pertenece a la Fundación Sara María Furman, que dona anualmente sus utilidades a instituciones de bien público, entre las que se encuentra el hospital público de Bariloche, que recibe el 50 por ciento de los beneficios. El sólo ascenso en el teleférico, desde la estación inferior, ubicada en el kilómetro 5 de la avenida Los Pioneros, constituye un magnífico paseo, con panorámica vista hacia el lago Nahuel Huapi. En la cumbre de la montaña, a 1.405 metros, se ubica una confitería giratoria, que permite observar la ciudad y parte del Parque Nacional. Allí también hay buena gastronomía, repostería casera y chocolate caliente. En invierno uno de los grandes atractivos es la pista de trineos, donde se puede practicar el popularmente denominado “culipatín”, que consiste en deslizarse montaña abajo, por una pista señalizada, en pequeños platos plásticos que tienen una manija que se sujeta con la mano, frente al cuerpo. Los pies se utilizan para frenar y también para ayudar a doblar en las curvas más complicadas. Se puede ascender en un moderno funicular, sobre un riel, que lleva al punto de partida para realizar un nuevo descenso. También se puede subir caminando, por el tramo que rodea el complejo, con panorámica vista hacia el paisaje. El ascenso en el teleférico y el acceso a la confitería cuestan 70 pesos para los mayores y 40 para los niños de 6 a 12 años. Los menores no pagan. También hay descuentos para los jubilados y residentes. Por su parte el acceso a pista de culipatín y el ascenso en funicular se abona 35 pesos, lo mismo que un paseo con raquetas de nieve, por el hermoso bosque de lengas que rodea el lugar. Para disfrutar del complejo se puede ir hasta el complejo base (hay colectivos de línea) y también se puede viajar en los micros de la empresa, que tienen cabañas de informes en Mitre y Villegas y en San Martín 10, frente a la intendencia de Parques Nacionales.

Toncek Arko


Comentarios


El cerro Otto, otro atractivo invernal para el turista