El “Chicho” fue la figura de la fiesta

Análisis 1x1



Con garra y corazón, Boca logró sumar otro título a su rica historia

Oscar Córdoba (6): Estuvo atento siempre. Su mejor intervención fue su estirada ante el cabezazo de Farías. Pero después no tuvo problemas para mostrar su solvencia de siempre

Hugo Ibarra (5): Tuvo algunos problemas cuando lo encararon, especialmente en el primer tiempo. En el complemento ajustó las marcas y no pasó problemas.

Jorge Bermúdez (7): Mostró la solidez habitual en la defensa de Boca. Trató de salir siempre con prolijidad y se sumó varias veces al ataque, pero no tuvo peso ofensivo.

Aníbal Matellán (4): Se complicó en algunas situaciones fáciles, en especial en el primer tiempo cuando Farías y Galletti se movían por su espacio. Además no estuvo muy seguro cuando llovieron los centros en el área.

Daniel Fagiani (4): Sigue muy impreciso con la pelota. Por momentos se lo nota muy lento y abusa del juego brusco y compromete a sus compañeros de zaga

Gustavo Barros Schelotto (4): Enredado. Se complicó en la salida y abusó mucho con el traslado de la pelota y le quitó claridad a su juego. Además nunca fue la compañía que necesitaba Juan Román Riquelme.

Mauricio Serna (8): El colombiano le dio al equilibrio al equipo. Aceleró la entrega con efectividad. Lo mejor del equipo. En el complemento se lo notaba cansado, pero nunca bajó los brazos y contagió las fuerzas para sacar adelante el partido.

José Basualdo (6): Trató de tranquilizar al equipo. Aseguró los pases sin complicar la tenencia.Se movió con tranquilidad por su zona y muchas veces ayudó a los de atrás.

Juan Román Riquelme (6): fue absorbido por la marca de Zapata en el primer tiempo. En el complemento encontró la luz para mostrar su categoría. Muchas veces trasladó mucho por no tener un socio que le ayudara ante la marca del estudiantil.

Guillermo Barros Schelotto (5): Falto de claridad. Predispuesto a simular faltas que no existían. Mejoró bastante en el segundo tiempo y estuvo muy cerca de marcar un golazo. De igual manera los nervios le jugaron una mala pasada por su temperamento.

Martín Palermo (5): Su presencia en el área siempre genera inquietud en la defensa rival. No fue bien asistido cuando ganaba espacios entre los centrales o estaba en posición de contragolpe. En los centros no le pudo ganar a Azconzábal que no lo dejó libre en toda la tarde.

Matías Arce (6): Le dio más vigor a la salida de Boca por la derecha. Abrió bien la cancha y tuvo más claridad que el “Melli” Gustavo. En una de sus apariciones en ataque terminó en gol, aunque con ayuda de Tauber.

Azconzábal y Zapata se salvaron de la crítica

Nicolás Tauber (4): Hasta el gol era figura. El tiro de Arce lo sorprendió y posibilitó el gol de Boca.

Edgardo Prátola (5): por momentos fue impasable y por momentos dejó espacios muy peligrosos que ni Palermo ni Guillermo Barros Schelotto lo supieron aprovechar.

Pablo Quatrocchi (5):No tuvo una buena tarde y complicó mucho con salir a destiempo.

Juan Manuel Azconzábal (7): De los de atrás fue lo más parejo. No tuvo problemas ni con Palermo ni con el “Melli” Guillermo. En el juego aéreo no tuvo problemas. Una de las figuras.

Pablo Bezombé (5): Se complicó mucho con el puesto que le asignó Craviotto. No sabía si ponerse en defensor o volante. Cuando se fue al ataque dejaba espacios muy grandes que Riquelme los aprovechaba.

Ariel Zapata (7): Tuvo el trabajo más complicado del partido. Le tocó controlar a Juan Román Riquelme y le fue bastante bien. No le permitió maniobrar con tranquilidad y al no abusar del juego brusco su trabajo fue de lo mejor.

Alejandro Osorio (4): Estuvo casi desdibujado. No encontró el ritmo del partido y terminó por deambular en la zona media sin ton ni son. Eso ayudó a que Boca controlara en gran parte esa zona.

Horacio Cardozo (5): Igual que Osorio. El compromiso fue muy grande y no sabía dónde ubicarse. Tampoco fue ayuda de Pompei ni tampoco colaboró con sus compañeros de defensa.

Roberto Pompei (5): Quiso convertirse en el patrón de Estudiantes. Pidió siempre la pelota, pero nunca pudo distribuirla de manera adecuada.

Luciano Galletti (6): Mostró la movilidad de siempre. En los primeros minutos complicó a la zaga boquense con su constantes cambios de posición. Pero esta vez le faltó serenidad y puntería para llegar al gol.

Ernesto Farías (6): Volvía de una suspensión y no fue el mismo. Se perdió entre los centrales de Boca y nunca pudo encontrar los espacios para poder explotar su velocidad y potente disparo.

Mauricio Hanuch, Manuel Aguilar y Maximiliano Cejas, jugaron muy poco como para ser calificados.


Comentarios


El “Chicho” fue la figura de la fiesta